Merkel apoya la oferta de compra de Magna y Sberbank sobre Opel

  • General Motors niega que haya acuerdo sobre su filial europea y dice que está revisando la propuesta · El presidente ruso también respalda la oferta conjunta

La canciller de Alemania, Angela Merkel, expresó ayer su respaldo a la oferta conjunta lanzada por el fabricante automovilístico Magna y el banco estatal ruso Sberbank para comprar a General Motors (GM) su filial europea, Opel. En una rueda de prensa con el presidente de Rusia, Dimitri Medvédev, Merkel aseguró que "el Gobierno de la República Federal Alemana apoya la iniciativa rusa para comprar Opel" y destacó que la austríaco-canadiense Magna "es una compañía con una larga experiencia en el sector de la automoción."

En la comparecencia, celebrada en el balneario ruso de Sochi (Mar Negro) y transmitida en directo por la televisión rusa, el jefe del Kremlin defendió la inversión de su país en nuevas tecnologías en tiempos de crisis y arguyó que "tales inversiones estratégicas permiten mejorar la estructura económica y son un seguro ante futuros cataclismos económicos".

Por otra parte, el máximo responsable de GM en las negociaciones sobre la venta de su filial europea, John Smith, negó ayer que se haya alcanzado acuerdo alguno con Magna y Sberbank en relación con la entrada en el capital de Opel. Smith afirmó que su compañía ha recibido una nueva oferta mejorada y confirmó que en estos momentos están revisándola para compararla con la propuesta de RHJ y posteriormente presentarla al consejo de administración, que hará su recomendación sobre la mejor de las dos ofertas. "Queda mucho que considerar y mucho que hacer antes de alcanzar un acuerdo por Opel", finalizó.

Aludiendo a las negociaciones, Merkel añadió que el Gobierno bávaro está haciendo todo lo posible para solventar las "cuestiones pendientes" en los próximos días. "Hay dos inversores, pero estoy contenta de que ya haya un documento preparado para su firma. Trabajamos para que General Motors, el Gobierno federal y los inversores alcancen una postura común", dijo. Merkel recordó que "Opel no pertenece al Gobierno federal", pero se mostró convencida de que todas las partes "están interesadas en conservar los puestos de trabajo y encontrar una vía racional" para llevar a cabo la operación, e indicó que le "gustaría que esto ocurriera cuanto antes".

Magna y Sberbank están dispuestas a comprar a GM el 20% y el 35% de Opel respectivamente, lo que supone una inversión de 700 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios