Microsoft dice que 4 de cada 10 softwares ofertados en España durante 2007 son 'piratas'

  • La compañía ha mandado a sus inspectores a comprobar si las tiendas españolas ofertan programas sin su licencia y pide que el software esté más presente en las campañas sobre propiedad intelectual

Comentarios 8

Un 37,4 por ciento del software vendido en España durante el año pasado era ilegal, según afirma Microsoft a partir de los datos obtenidos en la última campaña 'Comprador Anónimo', que la compañía norteamericana ha llevado a cabo en 744 puntos de venta de todo el país.

Durante el acto de presentación del 'Informe sobre distribución de software ilegal en España' hoy en Madrid, el director de desarrollo de propiedad intelectual de Microsoft Ibérica, Txema Arnedo, ha explicado que "aún hace falta sensibilizar al consumidor sobre el valor del software que adquiere".

Por ello, el directivo pide "apoyo" al Ministerio de Cultura para conseguir que el software esté presente "de una forma más educativa" en las campañas de concienciación sobre vulneración de derechos de la propiedad intelectual. Arnedo ha aprovechado para apuntar que las licencias de estos productos no tienen copia privada, por lo que no se ven afectadas por el canon digital.

En Andalucía, la mitad son 'piratas'

Aunque, en términos generales, el índice de piratería en España descendió un 7,7 por ciento con respecto a 2006, según el estudio, el porcentaje de software no original difiere en las distintas comunidades autonómas.

Así, en Castilla La Mancha, seis de cada diez programas vendidos son 'piratas', mientras que Andalucía y Comunidad Valenciana la piratería se sitúa en el 50%, siempre según Microsoft. Por el contrario, las regiones con menos presencia de software ilícito son Canarias (22,7%), Baleares (23,8%), Murcia (26,0%) y Madrid (27,9%), donde ha disminuido 12,5 puntos respecto a 2007.

Compradores anónimos

El proceso del comprador anónimo ideado por Microsoft se inicia con la visita de una persona que se hace pasar por comprador a una tienda de informática, donde solicita información y presupuesto para adquirir un ordenador con su sistema operativo y las aplicaciones comunes.

Si el software ofertado (normalmente el sistema operativo Windows y el paquete de Office) va acompañado de las licencias prescritas por Microsoft, la multinacional incluye a esa tienda en una fase de "activación comercial" donde se ofrece al dueño la posibilidad de participar en campañas conjuntas de marketing y cursos y formación técnica.

Por el contrario, si la oferta no incorpora licencia, el inspector informa al personal del punto de venta que dicha actividad puede suponer un delito contra la propiedad intelectual recogido en el Código Penal y castigado "con cuantiosas condenas económicas y, en algunos casos, la prisión del denunciado". Si meses después del aviso, la compañía realiza una segunda visita a la tienda, y ésta continúa ofreciendo programas ilegales, es denunciada ante las autoridades competentes.

Los porcentajes que difunde Microsoft sobre piratería proceden de extrapolar los resultados obtenidos en las visitas realizadas a puntos de venta al total de tiendas de productos informáticos que hay en España. Por tanto, el estudio no tiene en cuenta el software desarrollado por otras empresas y equipara software ofertado a software vendido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios