Modelos más básicos y zapatos de novia, nuevas palancas de crecimiento de la firma granadina

Los reyes indiscutibles de Menbur son los tacones especiales o de fiesta. Estas pequeñas obras de arte, que pueden rondar los 125 euros de media, y sus bolsos a juego aportan la mayor parte de la facturación de la compañía granadina, en torno al 85% del total. Pero, para llegar a un público más amplio, la firma creó hace tres años una segunda línea de zapatos más económicos, denominada Paco Mena, en homenaje al fallecido fundador de la compañía. Esta marca se centra en modelos más básicos también dirigidos a mujeres, pero a un precio menor, ya que su coste oscila entre los 35 y los 50 euros.

"Nuestros planes pasan por potenciar la línea Paco Mena y, dentro de Menbur, la de zapatos de novia", adelanta Miguel Mena, director general de la empresa. Actualmente, la distribución de Paco Mena es europea y aporta el 15% del volumen de negocio, pero la idea es que acapare el 35% de las ventas en 2017, según el plan estratégico de Menbur. Para ello, la firma la introducirá cada vez en más mercados internacionales y, si todo va bien, no descarta lanzar su propia cadena de tiendas.

La línea de zapatos de novia será la otra niña mimada. Ya tiene un catálogo de 90 referencias, pero Menbur quiere darle un impulso mayor, de forma que se convierta en la palanca de un nuevo éxito en la trayectoria de la compañía granadina. De este modo, si este segmento genera hoy el 15% de los ingresos totales, dentro de cinco años, planea que se duplique su peso, hasta el 30%.

Menbur también creó hace unos siete años otra línea de negocio, Pilar Abril, que hoy tiene una presencia residual. "Tenía un enfoque más casual, pero tuvimos que concentrar los recursos y los esfuerzos de distribución en otros segmentos más potentes", indica Mena. En consecuencia, hoy por hoy esta línea ya no tiene actividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios