Montoro no cede pese a la oposición unánime de las comunidades autónomas

  • El Ministerio de Hacienda mantiene la obligación de cumplir el déficit y el recorte a los territorios.

Comentarios 1

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no se movió un ápice de su posición sobre el ajuste que deben realizar las comunidades autónomas en 2016. Aunque la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera era puramente deliberativa, la posición común de las comunidades no consiguió abrir una brecha en el Gobierno central. De este modo, las comunidades deben cerrar 2016 con un déficit del 0,3%, pero tendrán que recortar antes una cantidad equivalente al desajuste de 2015. En el caso andaluz, este recorte es de 590 millones de euros. Montoro aguantó una tensa reunión que se prolongó durante más de tres horas, aunque hubo consejeros que debieron abandonar antes, y es que fueron citados a las 18:00 horas. La consejera de Hacienda andaluza, María Jesús Montero, acusó a Montoro de "no haber movido ficha" con respecto al objetivo de déficit planteado a las comunidades autónomas, pese a la "mano tendida" de éstas al Ejecutivo, al que ha acusado de "falta de liderazgo" y de formular un relato "interesado" contra las regiones.

La opinión de la consejera andaluza es que el Gobierno es incapaz de articular una salida a un problema que lo plantea como irresoluble, porque sabe que hay territorios, como Valencia, Madrid y Cataluña, que no van a poder ajustarse aunque quisiesen, ya que los desvíos son enormes. "Casi todas las comunidades -indicó María Jesús Montero- han planteado que en el relato que está haciendo Montoro, poniéndonos como incumplidoras es interesado, aparecemos como instituciones no comprometidas, cuando las cifras ponen de manifiesto que las comunidades han hecho el mismo esfuerzo en la reducción del déficit que el conjunto de España y que algunas, como Andalucía, han hecho incluso más esfuerzo". Así las cosas, la consejera andaluza se fue de la reunión sin saber "para qué se ha convocado esta reunión" porque "después de dos horas y media no ha habido ni una sola propuesta para destensar la situación", reprochó Montero, que ha lamentado que el ministro "no haya dicho "nada diferente" a lo que ha dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer ni a lo que dicen las cartas que envió a las comunidades.

Según estas misivas, las comunidades tendrían una semana de plazo para aprobar acuerdos de no disponibilidad presupuestaria, pero parece que ninguna está dispuesta a ello. El Gobierno andaluz no va a hacerlo. Montero se reafirmó ayer en esta actitud.

Durante la reunión, Cristóbal Montero estuvo repasando, una a una, la situación de cada una de las autonomías. Ahora habrá otros encuentros bilaterales; el de Andalucía se producirá el lunes. Hay un factor que sí puede aliviar el desencuentro, y es que el Gobierno central le ha pedido a Bruselas un aplazamiento de un año del objetivo de déficit. Las comunidades han pedido al Ministerio de Hacienda que trabaje para flexibilizar los plazos de cumplimiento de déficit, pero también que se revise el reparto del mismo entre las distintas administraciones, a fin de que el Estado contribuya más a su reducción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios