Economía

Montoro rebaja el techo de deuda de la Junta y Aguayo lo rechaza

  • La consejera considera la medida injusta y discriminatoria: "Con 2.700 millones menos el año próximo habría que cerrar todos los hospitales de Andalucía o despedir a 60.000 personas".

Comentarios 168

Silla vacía de Cataluña, portazo de Andalucía y rechazo de Canarias y Asturias. El Gobierno tiene en contra de los planes de austeridad que ha dictado a las comunidades autónomas a cuatro territorios que representan el 41% de la población española. Pero el ministro Montoro no ha transigido con la oposición de las únicas cuatro autonomías sometidas al régimen fiscal general en las que no gobierna el PP. El ministro Montoro se había reservado una nueva vuelta de tuerca a las comunidades para la reunión de ayer del Consejo de Política Fiscal y Financiera: un límite individualizado a la deuda que podrán emitir en los próximos ejercicios.

Mientras el déficit es el mismo para todos el año que viene, el -0,7%, para la deuda se establecen criterios individualizados, en los que se da más margen a las regiones que tienen más deuda acumulada y un techo menor a las que han sido más austeras en el pasado. Ésta era una vieja demanda de Andalucía al anterior Gobierno y a éste. Pero justamente para todo lo contrario de lo que se planteó ayer. Se utiliza la deuda acumulada a 31 de diciembre de 2011 para da un margen muy superior a los que están en peor situación.

Cataluña, con una deuda acumulada a final del año pasado de 41.788 millones de euros, que es el 20,7% de su PIB; Valencia, con una deuda de 20.762 millones (19,9%); Castilla La Mancha, 6.587 millones (18%) y Baleares, 4.432 (16,3%) son las más beneficiadas. Mientras Andalucía, con una deuda de 14.314 milllones, que es el 9,8% de su PIB, es una de las más perjudicadas. Para el año próximo se establece una media de endeudamiento de las autonomías en su conjunto del 16% del PIB nacional, pero Cataluña o Valencia se podrán endeudar hasta el 23% de su PIB y Andalucía sólo en el 13,21%.

La consejera se enteró de esta propuesta por la mañana, cuando dos altos cargos de su Departamento se encontraron con este planteamiento en un grupo de trabajo previo a la reunión del CPFF. Durante el Consejo intentó varias veces convencer al ministro, que no modificó su actitud. Entonces optó por ausentarse de la reunión. Por la noche, mientras viajaba de el AVE de vuelta a Sevilla, comentaba a este diario que una situación así sería impensable en la Unión Europea: "Imaginemos un objetivo de deuda del 40% del PIB y que a los países con un 100% de deuda acumulada se les permitiese ir al 120, mientras a los que tuvieran el 20 se les obligara a rebajarlo al 10%. Pues eso es lo que quiere hacer Montoro con las autonomías".

Como puede verse, la etapa de lealtad que abrieron el lunes Rajoy y Griñán no ha durado ni 24 horas. "En ningún momento el presidente del Gobierno informó al de la Junta que iba a proponer en el CPFF un límite de endeudamiento individualizado discriminatorio para Andalucía; ni una palabra del tema", declaró a este periódico el portavoz de la Junta Miguel Ángel Vázquez.

Se da la circunstancia de que el plan económico financiero de reequilibrio aprobado por el Gobierno a Andalucía para 2013 preveía un techo de endeudamiento del 15,5% y de déficit del -1,1%. Posteriormente se rebajó el objetivo de déficit del -0,7% y el de deuda quedó en el 15,1%. Ayer se le volvió a bajar el de Andalucía hasta el 13,2%. Eso significa unos 2.700 millones menos el año próximo de tesorería: "Es discriminatorio, injusto, desequilibrado. Nos obligaría a cerrar todos los hospitales de Andalucía o a despedir a 60.000 personas", sostiene Carmen Martínez Aguayo. La consejera lo resume en una palabra: un disparate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios