emprendedores Alternativas a la adversa coyuntura económica

Mujeres que desafían a la crisis

  • Muchas andaluzas se encuentran ante una elección limitada: o estar en el paro o montar un negocio · La falta de oportunidades laborales despierta una vocación empresarial generalmente vinculada a la innovación

Comentarios 2

"Para conseguir un sueño tienes que desearlo e ir a por él pese a las dificultades", cuenta Alicia Senciales, autónoma y dueña de un estudio de fotografía en Cuevas de San Marcos (Málaga). Alicia inició su andadura empresarial en 2010 y en plena crisis económica. Como ella, muchas mujeres andaluzas se han atrevido a emprender en un marco económico dominado por el miedo y la desconfianza. Sólo en Andalucía, la Junta, a través de la fundación Andalucía Emprende, ha impulsado durante el primer semestre de 2012 la creación de 2.619 empresas promovidas por mujeres.

Ante la falta de oportunidades laborales en ciertos sectores, algunas apuestan por empezar de cero: "O estás parada, o te lo montas por tu cuenta", dice Begoña Mayoral, socia fundadora de Signos Comunicación y Marketing, empresa con sede en La Palma del Condado (Huelva). La mayoría de las entrevistadas destacan la importancia de emprender en sectores donde la innovación es un plus, como en las nuevas tecnologías. Además, recalcan la necesidad de encarar los proyectos con ganas, con espíritu positivo, ya que sin él es muy fácil bajar los brazos en estos momentos tan complicados. "Es cierto que las perspectivas son un poco negras, pero si no se intenta sí que va a ser muy difícil salir de esta crisis", opina Araceli Gómez, directora de Mariceli, firma jienense dedicada a la confección de ropa de bebé con algodón natural.

En cuanto a las ayudas públicas recibidas, Rocío Regaña, de la firma sevillana de asesoría en prevención de riesgos laborales Forapre, agradece el apoyo de la fundación Andalucía Emprende para poder lanzar su negocio: "Nos han cedido un local en una buena zona de Sevilla durante tres años y de forma gratuita". Otras, como María del Mar García, de la almeriense D-Arteventos, han contado con asesoría empresarial de la Junta, pero la financiación ha sido con capital propio: "En nuestro negocio, la organización de eventos integrados, no dependemos de alta tecnología, sino de nuestra capacidad para aprovechar al máximo los escasos recursos disponibles".

De cara al futuro, todas coinciden en una misma palabra: innovación. Para ello, apuestan por ofrecer en sus respectivos sectores productos que colmen las necesidades en franjas de mercado poco explotadas. Además de innovar, algunas, como Rocío Regaña, de Forapre, defienden la colaboración con profesionales de diferentes sectores para favorecer el crecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios