Navantia construirá en Cádiz un nuevo buque para la Armada

  • Dará trabajo durante 30 meses y creará 500 empleos tras una inversión de 200 millones

Casi por sorpresa, ayer se produjo el anuncio que los trabajadores de los astilleros gaditanos llevaban meses esperando: Navantia construirá en sus diques de la Bahía un Buque de Acción Marítima. La decisión fue hecha pública por el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, en Santiago de Compostela junto al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Y lo hacía allí porque los astilleros gallegos también construirán otro. El encargo realizado por el Ministerio de Defensa cuenta con un presupuesto inicial de 400 millones de euros.

La medida supone la puesta en marcha de la tan reclamada segunda serie de los BAM con la que, según la SEPI, "no sólo se recupera la contratación por parte de la Armada Española sino que además se asegura la continuidad del programa de los BAM iniciado en julio de 2006".

Los trabajos generarán unos 500 empleos durante un periodo de 30 meses, con 1,1 millones de horas de trabajo. En el caso de Ferrol, el barco se comenzará construir previsiblemente "después del verano", según Aguirre. El presidente de la SEPI resaltó que este encargo supone reiniciar los pedidos de la Armada a los astilleros públicos, algo que no se producía desde 2006, y señaló que ello "augura nuevos buques en el futuro".

En la rueda de prensa, explicó que desde inicios de año esta sociedad y Navantia han trabajado para poner de nuevo en marcha la programación de los BAM y ahora los ministerios de Hacienda y Defensa "han alcanzado la conformidad presupuestaria" para incluir "un crédito extraordinario" con el fin de cubrir este pedido.

Los barcos que construirán los astilleros públicos serán similares al que la Armada envió al Índico para prevenir ataques a los atuneros que faenan en aguas somalíes, indicó Aguirre, que añadió que son buques "ágiles" en ataque y en defensa, previstos para una tripulación de 35 marineros, aunque pueden ser ocupados por hasta 110 efectivos.

El presidente de la SEPI destacó que el encargo tendrá también "una importante repercusión en la industria auxiliar", que tendrá "capacidad" de suministrar materiales. Por ejemplo, explicó, Indra se ocupará de proporcionar las pantallas de navegación.

Ramón Aguirre avanzó que hoy jueves se desplazará a Cádiz, a la Delegación del Gobierno, para concretar el encargo del BAM que se construirá en la Bahía, gemelo al de Ferrol.

Con este anuncio -realizado por la SEPI y no por el Gobierno o la dirección de Navantia-, los astilleros gaditanos volverán a la faena. Sin embargo, como explicaron ayer desde los comités de la Bahía, el inicio de la construcción en los diques "difícilmente se producirá después del verano", como sí se dijo que ocurriría en Ferrol.

Este anuncio tendrá que concretarse primero en Consejo de Ministros y, posteriormente, se deberá firmar la orden de ejecución entre el Ministerio de Defensa y la propia Navantia.

Aunque la SEPI no concretó qué centro gaditano se encargará de la construcción del BAM, la lógica hace pensar que será el de San Fernando el que se ocupe de la mayor parte de la obra, ya que en la primera fase, ejecutó tres de los cuatro buques construidos, mientras que el otro fue acometido por el astillero de Puerto Real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios