Novayre apuesta por ser un "GPS para los negocios"

  • La firma investiga con la tecnología CEP o procesamiento de eventos complejos, que predice y monitoriza en tiempo real sucesos relacionados con la empresa

Ser un GPS para los negocios. Esta idea resume una de las líneas de actividad de Novayre, empresa sevillana dedicada a la consultoría tecnológica y al desarrollo de sotfware. A principios de 2012, Novayre se convirtió en una de las empresas más jóvenes a nivel mundial en superar la acreditación CMMI (Capability Maturity Model Integration), la más prestigiosa internacionalmente en materia de software. Esta firma hispalense, vinculada a las tecnologías de la información y la comunicación, inició su andadura a principios de 2008 gracias al afán emprendedor de Víctor Ayllón, director gerente, y Juan Manuel Reina, director de Tecnología. Ambos han participado en el desarrollo de software prácticamente desde el comienzo de este tipo de aplicaciones en España. "Entre 1995 y 1997 trabajé en Barrabes.com, empresa pionera en el comercio electrónico en España", afirma Víctor Ayllón.

En 2006, dos años después de conocerse, decidieron registrar la firma: "Nos planteamos cómo montar una empresa únicamente con nuestro capital intelectual. En los inicios, el capital social de la compañía eran sólo dos ordenadores", explica Juan Manuel. Al nacer sin financiación externa, centraron sus objetivos en dos líneas de actividad: las rentables y las innovadoras. "O ganamos dinero o nos lo pasamos bien. Este último caso consiste en realizar proyectos no tan rentables hoy en día, pero sí muy innovadores ", expone del director gerente.

Una de las claves del crecimiento experimentado por la empresa, premio Aster al mejor emprendedor de Andalucía en 2012, está en la transparencia de la firma: "No nos metemos en proyectos en los que creemos que no podemos ganar dinero. Algo que quizás nos distingue de nuestra competencia es que somos muy transparentes a la hora de hacer ofertas a nuestros clientes", dice Juan Manuel Reina.

En Novayre trabajan actualmente 15 personas, entre ellas 12 técnicos. Para Víctor Ayllón, no hacen falta muchos más empleados para conseguir rentabilidad: "Algo hemos debido de hacer bien para haber facturado más de medio millón de euros en 2011, sobre todo, teniendo en cuenta que no hemos contado con financiación externa". Entre los clientes de la firma sobresalen consultoras como Accenture y Everis, así como la Administración pública, aunque ambos destacan el "carácter multisectorial" de su empresa.

Novayre centra sus esfuerzos en tres líneas de actividad: desarrollo de aplicaciones software, generación automática de software (para ello utilizan un producto propio, el Gator) y el I+D.

En la primera de ellas han colaborado con la Administración en tareas relacionadas con la consultoría tecnológica: "Creamos el portal Investiga+ para la Fundación Progreso y Salud, y también hemos participado en proyectos fuera de Andalucía, como en el desarrollo de una aplicación de gestión financiera y tributaria para la Diputación de Cáceres", manifiesta el director gerente .

El Gatores la estrella de la segunda línea de actividad. Este producto es definido por Juan Manuel Reina como un "programa que hace programas", y su función consiste en generar software de manera automática. "En el desarrollo de software hay dos partes: una más pequeña pero más complicada, que requiere de la inteligencia y experiencia del desarrollador; y otra, la de mayor porcentaje, que es más sencilla. Con el Gator completamos esta parte ahorrando costes y tiempo", explica el director de Tecnología.

En la vertiente de I+D, la empresa apuesta por proyectos de investigación en una plataforma llamada CEP (procesamiento de eventos complejos, en sus siglas en inglés), cuyo avance puede permitir la predicción y monitorización en tiempo real de sucesos capaces de afectar a los negocios. "Queremos que esta tecnología sirva para dar respuestas a necesidades empresariales donde el tiempo es una ventaja competitiva. Resumiendo, que el cliente no tenga que esperar a mañana para tomar una decisión que deba tomar hoy. Sería como una especie de GPS para los negocios", argumenta Víctor Ayllón. También confirmaron que en esta línea ya han progresado hacia el D+C (Desarrollo + Comercialización), e hicieron especial hincapié en una aplicación para el sector turismo que esperan explotar a corto plazo.

Los objetivos de cara al futuro se resumen en una palabra: crecimiento. "Con el horizonte puesto en 2015 -anuncia Ayllón-, esperamos crecer en clientela, facturación y plantilla, además de abrir una oficina en Madrid". Para ello, apuestan por comercializar Gator a nivel nacional e internacional, perfeccionar la plataforma horizontal CEP y la formación de alianzas con otras compañías para encarar proyectos de mayor tamaño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios