La OMT propone la estimulación del turismo verde para salir de la crisis

  • La Organización Mundial del Turismo aboga porque los gobiernos fomenten las instalaciones sostenibles · El sector puede adquirir un papel relevante en la restauración de la confianza de los consumidores

A la luz de los retos que plantea la crisis económica mundial, la OMT subraya que el turismo puede tener un papel protagonista en cualquier paquete de medidas de estímulo y en el giro hacia la economía verde, ya que este sector es un generador masivo de empleo, además de una de las principales partidas de las exportaciones de servicios para las economías en desarrollo.

Debido a su potente efecto multiplicador en la economía como sector dominado por la pequeña y mediana empresa, el turismo puede adquirir un papel más relevante en los estímulos económicos y en la restauración de la confianza de los consumidores, si se articula de forma adecuada.

Los viajes impulsan el crecimiento económico, hacen posible el deporte y el entretenimiento y mantienen los destinos rurales. Además, refuerza el comercio incrementando los ingresos para los países más pobres, así como para los proveedores mundiales.

"Turismo significa empleos, infraestructuras, comercio y desarrollo. Son cuestiones que los dirigentes mundiales están poniendo de relieve en las medidas de recuperación que coordinan. Necesitamos que se reconozca el valor de los viajes en este sentido y sobre todo, su capacidad de generar empleo", afirmó el Secretario General en funciones de la OMT, Taleb Rifai. "Algunos países han empezado a preparar medidas de estímulo para minimizar el impacto de la crisis, tales como incentivos fiscales, medidas para facilitar los viajes y un mayor apoyo en términos de marketing, otros seguirán sus pasos", añadió.

Al mismo tiempo, la OMT subrayó que el sector turístico puede asumir un lugar preponderante en la transformación hacia una economía verde y fomentar la inversión en infraestructuras respetuosas con el medio ambiente: aeropuertos, trenes de alta velocidad, carreteras y puertos.

El subsecretario general y portavoz de la OMT, Geoffrey Lipman, manifestó que "el sector -transporte, hostelería y servicios de viajes- está cada vez más comprometido con la lucha contra el cambio climático. Nuestras emisiones de carbono, en torno a un 5% del total, son significativas pero manejables si se acompañan de medidas de adaptación y nuevas tecnologías. Los países pobres, que necesitan más visitantes para cumplir sus programas de desarrollo, requerirán también un apoyo financiero especial que les ayude a introducir los cambios necesarios para ser sostenible.

Las inversiones en turismo verde -hoteles que no deterioren el clima, biocombustibles limpios para el transporte y extensos programas de educación y formación- generarán enormes dividendos y enviarán señales positivas a los consumidores de todo el mundo".

Por todo esto la Organización Mundial del Turismo propondrá desarrollar un "turismo verde" como solución "innovadora" a la crisis y lo hará en una reunión entre agentes del sector y ministros de distintos gobiernos de todo el mundo el 10 de noviembre en Londres, según informó la organización a través de un comunicado.

Ante el descenso del turismo mundial en lo que va de año, la OMT prevé que este "crecimiento negativo" persista en lo que queda de 2009, por lo que la organización internacional planteará "soluciones innovadoras" a la luz del cambio "estructural" de las economías.

Así, en el marco de la III edición de la Cumbre Ministerial, cuyo anfitrión será este año el World Travel Market de Londres, se debatirá cómo está afectando la actual debilidad económica al sector turístico, así como la "necesidad" de establecer una agenda verde para "prepararse" al cambio del modelo productivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios