Reacciones

Oposición y sindicatos acusan al Gobierno de haber renunciado a crear empleo

  • Consideran "insuficientes" y "decepcionantes" las medidas anunciadas, que no ayudarán a dejar atrás la crisis. El PSOE cree que estas políticas conducen al abismo y que llegaremos al 30% de paro.

El PSOE considera que las nuevas previsiones económicas formuladas por el Gobierno son la muestra de "un gran fracaso" y ha advertido de que continuar por la senda de la austeridad conducirá "al abismo". Por ello, el portavoz de Economía del grupo socialista, Valeriano Gómez, ha hecho un llamamiento al Partido Popular y al resto de fuerzas políticas para promover "un gran acuerdo nacional por la reactivación económica", dada la "situación excepcional" que vive el país. Según Gómez, la tasa de desempleo podría llegar al 30% en 2015. "Ni siquiera el Gobierno se cree sus previsiones", dijo, ya que calculaban 35.000 empleos menos en 2013 y han sido 322.000 sólo en el último trimestre, y anunciaron que la subida del IRPF sólo se aplicaría en 2012 y 2013, mientras que ahora se mantendrá hasta 2015.

El ex ministro socialista de Trabajo señaló que la destrucción de 1,2 millones de empleos desde que el PP accedió al gobierno son el resultado de una reforma laboral "regresiva", que ha probado ser un "absoluto fracaso" y habló de una "década perdida" en materia de empleo. En cuanto a las pensiones, recordó que el anterior gobierno socialista ya pactó una reforma con los sindicatos y el resto de partidos -salvo el PP- y rechazó que asuntos como éste se aborden desde "la imposición". "No querían elevar a 69 la edad de jubilación y ahora dicen que a 70. No querían congelar un año las pensiones y ahora quieren no actualizarlas por ley", denunció, en alusión a la anunciada ley de desindexación de la economía (dejar de vincular las subidas con el Indice de Precios al Consumo), por lo que las rentas de "nueve millones de pensionistas van a dejar de estar vinculadas al IPC".

Las nuevas medidas son "decepcionantes e injustas", en opinión del PSOE, y un "ejercicio de irresponsabilidad". Valeriano Gómez adelantó que el PSOE prepara un plan de estímulo del crecimiento que incluirá una "moratoria frente al desempleo" que favorezca que las empresas no despidan. En ese sentido apuntó la posibilidad de que el coste laboral de las empresas que renuncien al despido se reparta entre el Estado, la empresa y el propio trabajador -a través de reducciones de jornada-, una fórmula que según dijo se aplica en Alemania. Otra de las medidas que plantea pasa por crear una agencia pública que canalice 20.000 millones de euros de crédito directamente a las pymes. Preguntado por un posible adelanto electoral, Gómez señaló que "es un problema del Gobierno; si no se siente con fuerza, que disuelva".

Cayo Lara: "El Gobierno tiene la voluntad de no crear empleo"

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha manifestado también su indignación con las previsiones del Gobierno, al que ha acusado de tener "la voluntad decidida" de no crear empleo. Lara ha lamentado "profundamente" esta "insensibilidad" y ha subrayado que el Ejecutivo ha pasado "de la mentira a la desesperanza" y ha asumido "su incapacidad para ir por la senda del crecimiento y el empleo". El dirigente de IU ha considerado que al "modificar todas las previsiones económicas" ha dado la razón a los grupos que en la discusión de los presupuestos  ya decían "que estaban basados en previsiones falsas, tanto en crecimiento económico, como en desempleo y el propio déficit". A juicio de Lara, "el Gobierno asume su fracaso de una manera rotunda y dice que habrá más paro al final de la legislatura que cuando llegó al Gobierno".

"Eso sin contar la movilidad exterior, entre comillas, es decir, la emigración que se está produciendo", ha dicho, tanto de inmigrantes que un día vinieron, como de jóvenes españoles. En su opinión, el Gobierno es "insensible ante la conmoción social" y el "mazazo" que suponen los datos de la EPA. Según el coordinador federal de IU, con esta situación "se está abriendo el camino a la desintegración social, a la desestructuración de familias". Lara ha considerado que "ni una sola de las medidas crea un solo puesto de trabajo". Lara ha opinado que "la gran beneficiaria de la reforma laboral fue la CEOE", cuyo "sector más reaccionario" deseaba una rebaja salarial de entre el 20 y el 30% "y lo está consiguiendo".

CCOO: el Gobierno "renuncia a crear empleo"

CCOO ha criticado al Gobierno por su "irresponsabilidad" porque con las medidas aprobadas este viernes "renuncia a crear empleo" y a reactivar la economía en esta legislatura. En un comunicado, el portavoz del sindicato, Fernando Lezcano, que denuncia que, después de conocerse los datos de la EPA, si el Gobierno insiste en seguir con sus recortes y "sacrificando" a la inmensa mayoría de la sociedad para contener el déficit está respondiendo con un "corte de mangas" a millones de personas. Avisa de que el Gobierno "parece jugar con la paciencia y el buen sentido de todos" porque mantendrá las mismas políticas que han llevado a tantas personas al paro y, con ellas, sólo contribuirá a empeorar una situación que ya es "extremadamente grave". Acusa al Gobierno de "tener ojos y oídos sólo para Bruselas" y de que su primera preocupación sea atender a la burocracia comunitaria que lidera la canciller alemana, Angela Merkel, y las "élites económicas y financieras". Lezcano reivindica que se refuerce la red de protección social y recursos para atender a quienes más lo necesitan y a las que el Gobierno "vuelve a dar la espalda". Además, considera que Mariano Rajoy tendría que haberse dirigido a la ciudadanía para explicar el paquete de medidas. Rajoy es "uno de los dirigentes europeos más esquivos y mudos en su relación con la sociedad", asegura Lezcano.

El PNV considera "insuficientes" y "decepcionantes" las medidas

El portavoz económico del grupo del PNV en el Congreso, Pedro Azpiazu, ha considerado "insuficientes" y "decepcionantes" las medidas anunciadas por el Gobierno. Azpiazu ha criticado que la mayoría de las cuestiones enumeradas "estaban ya sobre la mesa". En un comunicado, el diputado del PNV ha agregado que las medidas "no aportan grandes novedades en relación con el crecimiento y la generación de empleo". Ha considerado también que las previsiones de tasas de crecimiento "son muy débiles como para generar empleo". Ha asegurado, en este sentido, que los datos conocidos muestran que "pasarán muchos años" hasta volver a recuperar los niveles de ocupación previos a la crisis.

Azpiazu ha reconocido que "se ha ganado algo de margen" para el cumplimiento del objetivo del déficit impuesto por Europa, pero ha opinado que las comunidades autónomas "deberían contar con un margen de maniobra mayor" al anunciado, "al ser ellas las que financian los gastos sociales básicos". Ha recordado que el PNV "apuesta por una relajación" del objetivo del déficit hasta 2020 para que la salida de la crisis sea "real y efectiva". Ha mantenido que, además de relajar el objetivo de déficit, "es necesario que Europa dé un giro, que el Banco Central Europeo tenga un comportamiento más expansivo, y que el Presupuesto Europeo apueste por el crecimiento y la inversión".

CiU cree que el Gobierno "se ha quedado corto" con la flexibilización del déficit

El portavoz de Convergència i Unió (CiU) en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, cree que el Gobierno "se ha quedado corto" con el margen de déficit que finalmente permitirá a las comunidades autónomas, para las que ha elevado el objetivo del 0,7 al 1,2% este ejercicio, y ha señalado que, "aunque es una buena noticia, no es suficiente para afrontar el escenario económico en Cataluña". En una nota de prensa, ha reconocido que es un "gesto positivo", pero "se ha quedado lejos" de lo que esperaban, ya que la Generalitat "trabajaba con el escenario de que el déficit se situara alrededor del 2%" a final de este ejercicio.

Cepyme considera "desolador" el cuadro macroeconómico del Gobierno

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) y vicepresidente de la CEOE, Jesús Terciado, ha considerado "desolador" el escenario macroeconómico que ha presentado el Gobierno hasta 2016. Terciado ha dicho que las medidas impositivas aprobadas por el Consejo de Ministros "deprimirán aún más de lo que ya está la actividad económica". En su opinión, el Gobierno ha cumplido con Bruselas en cuanto a las expectativas de que iba a haber un aplazamiento del objetivo de déficit, que ahora traslada a 2016 para dejarlo por debajo del 3%. El problema, ha explicado, es que dicha reducción y ese "traslado" no se hacen basándose en un incremento de la dinamización del tejido empresarial y la creación de empleo, "sino ante un pírrico crecimiento de la economía para los próximos años".

Las medidas estructurales "están muy bien a largo plazo", ha precisado Terciado, pero los empresarios quieren que haya "alguna medida coyuntural" que mejore la situación de las empresas, el empleo y la contratación. "El panorama me parece desolador", ha recalcado y ha advertido de que mientras eso no cambie, el resto de las reformas anunciadas "no sirven a corto plazo para la recuperación" aunque sean muy "importantes". Por ello, ha lamentado que el escenario macroeconómico les haya dejado "un poco fríos". Terciado ha recordado que en los dos o tres últimos años ha habido que modificar el cuadro macroeconómico, ya que es una "pauta habitual" hacer unos presupuestos "un poco más optimistas" y corregirlos después en función de la evolución económica, pero ha dicho que el planteado ahora "tiene una diferencia muy notable". En su opinión, "el único que cumple al final es el déficit", ya que el resto son "cifras muy dramáticas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios