Ordóñez no descarta un 'banco malo' para filtrar los activos tóxicos

  • El gobernador del Banco de España asegura que aún desconoce qué medidas se pueden aplicar para salir de la crisis y para contrarrestar la evolución de los mercados financieros.

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, ha asegurado que aún desconoce qué medidas se pueden aplicar para salir de la crisis y para contrarrestar la evolución de los mercados financieros. Tras la presentación del libro "Mecanismos de prevención y gestión de futuras crisis bancarias" del exdirector del Banco de España Raimundo Ortega, Fernández Ordóñez aplaudió la decisión del presidente electo Mariano Rajoy de acometer la reforma laboral y añadió que no se ha descartado la creación de un "banco malo".

Además, ha asegurado que "la situación obliga a que haya que continuar con la reestructuración" del sistema financiero español y ha comentado, respecto a su continuidad en el cargo de gobernador, que "nadie" le ha sugerido que le vayan a relevar después de cinco años y medio de servicio.

Fernández Ordóñez, durante su discurso en la presentación de la obra, ha analizado las distintas respuestas que se pueden dar a la actual crisis para señalar que todavía no saben bien cómo salir de ella y agregar que "es posible que vuelva a agravarse en los próximos meses". Además, ha explicado que "las medidas que buscan prevenir que se vuelva a repetir una crisis similar", como las que "pretenden aumentar la futura resistencia del sistema financiero suelen servir de muy poco para resolver los problemas que afectan a las economías y a los sistemas financieros en el corto plazo, o sea, ahora".

Al centrarse en el estudio de la crisis de deuda soberana, el gobernador del Banco de España ha comentado que un año y medio después de su estallido cuentan con "mecanismos robustos para prevenir y sancionar futuros desequilibrios".

A pesar de reconocer que estas medidas se pueden "reforzar" de acuerdo con las propuestas del Banco Central Europeo y sugerencias del gobierno alemán, Fernández Ordóñez ha reconocido que todavía no han conseguido activar "los mecanismos adecuados para detener la dinámica en la que están inmersos actualmente los mercados". Por ello, ha apostado por el avance coordinado de las autoridades e instituciones europeas "para que los esfuerzos en ajustar las economías nacionales no resulten estériles". En este sentido, ha considerado que en la cumbre europea de la próxima semana "se adoptarán las decisiones necesarias para invertir la tendencia de los mercados".

En la conferencia también ha hablado de las consecuencias de los "comportamientos irresponsables" de bancos y países, por lo que se mostró partidario de que, "tanto en la regulación del negocio bancario como en el tratamiento de la deuda soberana" se introduzcan "castigos lo suficientemente disuasorios" para que ambos actúen correctamente.

En consecuencia, Fernández Ordóñez se ha mostrado partidario del "establecimiento de rigurosos criterios de 'condicionalidad' a la hora de conceder ayudas" a bancos o países para resolver las crisis, lo que ilustró con la "experiencia" y el "éxito" de los programas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Respecto a la reestructuración financiera ha comentado: "Debemos continuar en la senda emprendida" y estar dispuestos a "acometer acciones adicionales" como la creación de un "banco malo" -se haría cargo de los activos morosos o dudosos del sector-, aunque no ha precisado la forma de emprenderla.

Además ha precisado que se podrían disponer nuevas medidas de continuar "una insatisfactoria evolución económica" y porque "persisten dudas sobre el grado de saneamiento de los balances de nuestras entidades".

El gobernador ha rehusado concretar una fecha para la resolución del concurso de adjudicación de la intervenida CAM, al tiempo que ha alabado la decisión de Rajoy de establecer como "prioridad" la reforma laboral porque los españoles se merecen cambios en la legislación que favorezcan la reducción del paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios