El ritmo de caída del PIB se modera por la recuperación coyuntural del consumo

  • El Banco de España calcula que cayó un 0,5% en el primer trimestre El empleo baja un 4,5% anual

La economía española cayó el 0,5% entre enero y marzo, tres décimas menos que en el trimestre precedente, lo que supone una moderación de la recesión que, básicamente, se ha sustentado en un comportamiento menos negativo del consumo.

De acuerdo con la estimación publicada ayer por el Banco de España en su último boletín económico, el gasto de las familias sólo cayó el 0,3% en el primer trimestre, frente al retroceso el 2% del trimestre anterior, una vez diluido el efecto de la subida del IVA en septiembre y de la supresión de la paga extra de diciembre a los empleados públicos.

Pero más allá de eso, la entidad subraya no hay mucho margen para que se recupere el consumo a corto plazo dada la escasa capacidad de ahorro de las familias, la caída de la renta disponible, el elevado endeudamiento y la incertidumbre del mercado laboral.

La inversión empresarial también cae menos que en el trimestre anterior por la mejora de la confianza de las empresas y el mantenimiento de las ventas al exterior, aunque el comportamiento, en concreto, de la construcción siguió a la baja.

La suma de consumo e inversión se tradujo en un descenso de la demanda nacional del 0,8%, después del retroceso del 2% del trimestre precedente. El Banco de España señala que está mejoría podría haberse visto atenuada en el tramo final del trimestre.

Por el contrario, el sector exterior siguió aportando crecimiento a la economía, aunque casi un punto menos que el trimestre precedente debido a una menor caída de las importaciones. Las exportaciones sí que se recuperaron respecto al trimestre precedente, gracias sobre todo al fuerte crecimiento en los mercados extracomunitarios.

La destrucción de empleo continuó, aunque a un ritmo algo más moderado: la caída fue del 4,5% interanual, frente al 4,7% del trimestre anterior, una ralentización que habría afectado a todas las ramas productivas.

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez-Latorre, insistió ayer en que ya ha pasado lo peor y consideró que no se debe "dramatizar" el hecho de que el Gobierno haya empeorado las previsiones para este ejercicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios