Juan Pablo Martínez 'Tito' recibe el Premio Nacional de Artesanía

  • El alfarero de Úbeda, maestro artesano, consigue el galardón Innova por su trayectoria y su espíritu innovador

JUAN Pablo Martínez, Tito, ha conseguido uno de los Premios Nacionales de Artesanía 2012 en la modalidad de Premio Innova, después de ser avalado por la Consejería de Turismo y Comercio por su larga trayectoria en este oficio y su espíritu innovador.

El premio Innova reconoce productos, prototipos o actuaciones que supongan una apuesta decidida por la innovación de la artesanía, mediante la utilización de las nuevas tecnologías, nuevos materiales o la reinterpretación novedosa de productos tradicionales y otras actuaciones de carácter similar.

Este premio ha sido concedido a este artesano por su trabajo Resignificación de la cerámica en la arquitectura de interiores, realizado en colaboración con Trinidad Interiorismo y en el que se ha aglutinado el saber hacer de dos empresas familiares que se unen en su tercera generación para reinventar la cerámica y la arquitectura de interiores, entablando un diálogo entre la tradición y la vanguardia.

Con esta colaboración se han creado piezas e instalaciones que aportan algo novedoso a la decoración de interiores y que dotan a la cerámica de un nuevo discurso y una nueva funcionalidad en ese ámbito.

Ha consistido en dar a las piezas de alfarería, a veces como elementos complementarios y a veces como protagonistas, nuevas finalidades y usos. La idea principal era dar un giro expresivo al elemento cerámico. Más allá de la azulejería tradicional y del jarrón ornamental, este equipo de interioristas y artesanos consiguieron descontextualizar y aportar un significado nuevo al trabajo alfarero.

La directora general de Comercio, María del Carmen Cantero, se siente "muy satisfecha de haber avalado a este artesano para los premios nacionales de artesanía, y mas aún por el hecho de que haya conseguido resultar premiado en la modalidad Innova.

Asimismo manifiesta su convencimiento de que "este artesano, con la trayectoria que está siguiendo y a pesar de su juventud, gracias a su capacidad de aunar de una forma tan espléndida la tradición y la vanguardia, va a tener una gran proyección en el futuro".

Trayectoria

Juan Pablo Martínez Tito empieza a trabajar con siete años en el torno, según la costumbre y disciplina de los talleres alfareros tradicionales de Úbeda. Desde esa edad alternará la formación académica con el trabajo en el taller familiar en los periodos no lectivos. Durante esta etapa entra en contacto con viejos maestros alfareros así como con destacadas personalidades del mundo de la cerámica y de la cultura en general, sirvan de ejemplo Arcadio Blasco (junto al que trabaja en el taller familiar de Tito y en el taller del artista en Majadahonda, verano de 1985), y don Alonso Zamora Vicente, que en periódicas visitas a Úbeda le transmite la importancia del léxico popular y la necesidad de una metodología científica para abordar de forma exitosa el estudio de un oficio.

En todo este tiempo acompaña a su padre en el proceso de selección y recopilación (por toda España) de las más de mil piezas que conforman la Colección Tito de Alfarería Popular (que constituyó más tarde el Museo de Alfarería en Úbeda).

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada en la especialidad de Conservación y Restauración, dirige desde 2003 el taller familiar donde, junto a la actividad puramente empresarial, desarrolla tareas de investigación, experimentación y difusión relacionadas con la Alfarería. En la actualidad realiza el segundo año (DEA) de su doctorado en Bellas Artes.

En 2004 realiza las primeras actividades relacionadas con la recreación de atrezzo para cine; destacan entre estos trabajos Carmen de Vicente Aranda, Alatriste de Elías Díaz-Yanes o Águila Roja para Globomedia y Televisión Española.

Otra colaboración en un terreno muy diferente, pero no menos fructífera, es la que tuvo con el diseñador de moda Moisés Nieto, para la realización de una serie de abalorios cerámicos que se mostraron en la Mercedes Benz Madrid Fashion Week de 2012 y que servían como elemento complementario de los diseños textiles que el primero presentó en esa pasarela.

El hecho de poner unos trabajos de alfarería esencialmente artesanales en el evento de la moda más prestigioso de España supuso un salto cualitativo muy importante, no sólo para el artesano implicado directamente, sino para el sector en general.

En opinión del artesano, "los resultados no decepcionaron a nadie e incluso sorprendieron gratamente a quienes ni imaginaban que la artesanía podía ser una digna compañera de viaje de la alta costura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios