El Popular abre la puerta a un ajuste de empleados y de oficinas

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, avanzó ayer que la entidad podría realizar ajustes en su red de oficinas y empleados "en la medida en que lo provoquen los cambios tecnológicos y las condiciones de mercado lo aconsejen".

Durante su intervención en la junta de accionistas del banco, celebrada en Madrid, Ron recordó que Popular ya ha ajustado su red de oficinas con sus propios medios. En este sentido, el presidente del Popular señaló que desde la integración de Banco Pastor en 2011 el número de oficinas se ha reducido en 650 sucursales, equivalente a un 23%, y el de empleados en un 17%.

A lo largo de su intervención, Ron defendió que el Popular es "un banco sólido y solvente" con un buen modelo de negocio que, sin embargo, tiene que acelerar la reducción de los activos no rentables, por lo que ha desarrollado un "ambicioso" plan cuyo objetivo es rebajar en 4.000 millones de euros los activos improductivos para 2016.

Para que este proyecto se cierre con éxito es necesario que "se resuelvan algunas incertidumbres", según declaró el presidente de la entidad, quien opinó que la acción de Popular ha vivido una "reacción exagerada" en los mercados ligada a la evolución de las perspectivas económicas de España y a la incertidumbre política.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios