Portugal anuncia la nacionalización del BPN

  • La entidad, que acumulaba pérdidas cercanas a los 700 millones de euros, estaba al borde de la suspensión de pagos.

Portugal nacionalizará el Banco Portugués de Negocios (BPN) ante la inminencia de la suspensión de pagos de la entidad, ya que acumulaba unas pérdidas cercanas a los 700 millones de euros. El BPN pasará a estar controlado por la Caixa Geral de Depósitos (CGD). Según explicó el ministro de Finanzas luso, Teixeira dos Santos, la decisión se ha tomado "en ausencia de una solución que permita defender los intereses de los depositantes".

La situación "excepcional", "delicada" y "anómala" por la que pasa el banco, cuyas pérdidas acumuladas rondan los 700 millones de euros, de los que 360 millones corresponden a operaciones con el Banco Insular, de Cabo Verde, ha sido lo que ha motivado la decisión adoptada por el ejecutivo portugués. Así lo anunció el ministro de Finanzas, Teixeira dos Santos, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario celebrado con motivo de esta nacionalización.

El BPN, propiedad de la Sociedad Lusa de Negocios, está "en una situación muy cercana a la inminente suspensión de pagos", aseguró Teixeira dos Santos. "En ausencia de una solución que permita defender los intereses de los depositantes, el Gobierno se ha visto obligado a proponer a la Asamblea de la República la nacionalización del BPN", explicó el ministro. A partir de mañana la institución funcionará bajo la supervisión de dos administradores del Banco de Portugal.

Dos Santos también recordó que la institución "no ha cumplido con los coeficientes mínimos de solvencia" impuestos por el Banco de Portugal y que no existen perspectivas a corto plazo de que obtenga "nuevas fuentes de liquidez". Una vez que la propuesta de nacionalización sea aprobada, la primera en Portugal desde 1975, la gestión del BPN pasará a manos de la CGD, responsable entonces de "gestionar y presentar un plan de desarrollo".

El Gobierno inyectará 4.000 millones en el sistema bancario portugués

El Gobierno inyectará 4.000 millones de euros en el sistema bancario portugués para reforzar la solidez de las instituciones financieras, anunció el titular de Finanzas luso, Fernando Teixeira dos Santos, que justificó la medida como una forma de "establecer un mecanismo de apoyo a los bancos en su intento de refuerzo de la solidez financiera".

La medida hoy anunciada sigue a la ley aprobada por el Parlamento luso el pasado 20 de octubre, que otorga al Estado la facultad de transferir fondos para la banca hasta un valor de 20.000 millones de euros.

Teixeira dos Santos aclaró además que el gobernador del Banco de Portugal, Vítor Constancio, exigirá a las entidades financieras lusas, como contrapartida, que mantengan un nivel de solvencia correspondiente al 8 por ciento de sus fondos propios. "Eso obligará a las instituciones a reforzar la solidez financiera", sostuvo Teixeira dos Santos, que recordó que la medida es similar a las puestas en marcha en otros países comunitarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios