Progosa busca socios para afianzar su negocio de gestión portuaria en África

  • La firma sevillana negocia con constructoras españolas de obra civil interesadas en invertir en el Golfo de Guinea

"Hay más inestabilidad política en Europa del Este que en los países con los que trabajo". Así de tajante se mostró ayer el presidente del grupo sevillano Progosa, Jacques Dupuydauby, especializado en la gestión portuaria y presente en países como la República Democrática del Congo, Togo, Gabón, Senegal, Malí, Burkina Faso o Níger. "Prefiero tratar con sus gobernantes antes que con las mafias de Europa del Este", aseguró Dupuydauby, tras más de treinta años trabajando con las antiguas colonias francesas del Golfo de Guinea.

El grupo, con más de 500 empleados en África, engloba unas 60 sociedades y está pendiente del concurso internacional lanzado por la República de Guinea para construir una nueva terminal de contenedores en Conakry, la capital del país. Asimismo, pretende obtener la privatización del puerto de Bissau y la gestión del puerto fluvial de Brazzaville en Congo. "Estamos buscando socios españoles con experiencia en otras actividades para que vengan con nosotros", indicó el presidente de Progosa, que adelantó contactos "con un grupo importantísimo" que no especificó. Entre los posibles socios, se barajan constructoras especialistas en obra civil, aunque no se descarta un socio meramente financiero.

Dupuydauby especificó que estos países tienen grandes posibilidades para inversores españoles, debido a que están "limpios" del resquemor que genera la antigua metrópoli. "Francia ha decidido cambiar la relación con sus antiguas colonias y los africanos piensan que no deben trabajar sólo con sus ex colonizadores", explicó. Asimismo, el Banco Mundial, financiador de muchos de los proyectos, ha impuesto concursos abiertos para evitar adjudicaciones "a dedo".

"También está beneficiando una política más activa del Gobierno español, que está empezando a abrir embajadas en la zona", destacó el director general de Progosa, Pablo López-Campos.

Los números parecen acompañar a la compañía, presente en diez países africanos y que ingresa anualmente más de 50 millones de euros. Además del contrato que obtuvo en diciembre para evaluar las infraestructuras de la República Democrática del Congo, una de sus principales actuaciones es la gestión del puerto de Lomé, en Togo, donde invertirá 90 millones de euros junto a la naviera CMA-CGM, la tercera del mundo, para construir una nueva terminal de contenedores que duplicará la capacidad de las instalaciones. Asimismo, Níger le ha encargado el estudio de tres puertos secos para dar salida a su producción de uranio y de algodón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios