Rajoy cree que el rescate ahora "no es imprescindible"

  • El presidente del Gobierno se ha reunido con el primer ministro italiano, con el que ha coincidido en rechazar la petición de ayuda financiera y la creación de un 'supercomisario económico' europeo.

Comentarios 14

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Mario Monti, han alejado la posibilidad de pedir ayuda financiera a Bruselas y han instado a la UE a agilizar la unión bancaria y fiscal, pero descartando, por ahora, crear la figura de un supercomisario económico. Rajoy y Monti ha presidido en Madrid la XVII cumbre hispano-italiana, y en la rueda de prensa que ha cerrado esta cita han dado muestras de su sintonía y de los intereses comunes que están dispuestos a seguir defendiendo en Europa. "España e Italia están más unidas que nunca", ha asegurado el jefe del Gobierno español, que junto a Monti ha pedido a la UE que avance lo más rápido posible en su integración bancaria, fiscal, económica y política.

Eso es lo primero que creen que debe hacer Bruselas antes de acometer otros proyectos como la creación de un supercomisario económico que controle los presupuestos de los socios comunitarios, una idea que defiende Alemania y que ha sido apoyada por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. "Esa idea, aisladamente considerada, no me gusta", ha recalcado Rajoy, quien considera que Europa debe fijar primero "qué es lo que quiere ser" y "adónde quiere ir". Es decir, no lo descarta totalmente para el futuro, pero rechaza que sea "lo único que se pretende hacer" porque el proyecto incide sólo en el déficit público y él ve necesario abordar "todo en un paquete". Para Monti, la idea del supercomisario, que ya salió a relucir en la última cumbre europea, es un "mito". A su juicio, la propuesta "no suena bien" si lo que se busca es dar credibilidad y confianza a los mercados, que pueden pensar que los instrumentos de los que ya dispone la UE  -desde el Tratado de Maastricht, hasta el pacto por el crecimiento y el empleo y el reciente pacto fiscal- no funcionan.

Los dos jefes de Gobierno han aprovechado su comparecencia ante los periodistas para alejar la posibilidad de pedir ayuda financiera a la UE. Monti ha explicado que su Gobierno no piensa que Italia tenga que pedir el rescate, ha considerado que la prima de riesgo italiana está más alta de lo que debería y ha elogiado el instrumento del BCE para comprar deuda soberana como un mensaje inequívoco de apoyo al euro. Un elogio compartido por Rajoy, quien ha explicado que su Ejecutivo no ha pedido ayuda financiera a la Unión Europea porque entiende "que no es imprescindible en este momento para los intereses generales de los españoles".

Los dos países, en la declaración conjunta de la cumbre, han instado de nuevo al Eurogrupo a acordar "rápidamente" las directrices que permitirán al Mecanismo Europeo de Estabilidad recapitalizar la banca directamente, a pesar de que en el último Consejo Europeo Alemania descartó que España pueda beneficiarse de ella. También defienden el impulso del supervisor bancario único y se alían para afrontar la negociación de los presupuestos comunitarios para el periodo 2014-2020 en la cumbre extraordinaria de la UE en noviembre que tratará este asunto. Ante ella, reclaman que se tenga en cuenta los esfuerzos llevados a cabo por los Estados miembros para sanear sus cuentas públicas. Monti ha querido destacar los avances de la UE, y aunque él mismo ha pedido agilizar sus acuerdos, ha asumido que es fácil criticar la lentitud de las decisiones europeas y no reconocer el "milagro" que supone el proceso de integración.

En la cumbre han participado los ministros de Asuntos Exteriores, Interior e Industria de ambos países y el titular de Desarrollo Económico italiano. La declaración conjunta muestra la satisfacción por la colaboración en materia de Interior, y España agradece de forma específica el apoyo de Italia en la lucha contra ETA. Ante la crisis de Mali, se comprometen a seguir apoyando todas las iniciativas que, dentro de la legalidad internacional, permitan a ese país desalojar a los grupos terroristas que se han hecho con el control de parte de su territorio.

España e Italia condenan además la escalada de la violencia en Siria y muestran su preocupación por los intentos de exportar la crisis al Líbano. Tras la cumbre, Rajoy y Monti ha clausurado el XII Foro de Diálogo España-Italia, donde han vuelto a reclamar a la UE una hoja de ruta "completa y precisa" para avanzar en la integración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios