Rehn dice que España necesita seguir con la reforma del sistema de pensiones

  • Reconoce que las medidas van "bien encaminadas" pero son duras para las familias. Aún ve "factible" que España logre un déficit del 6,3% en 2012. De Guindos dice que la mayor parte de la financiación del 'banco malo' será privada.

Comentarios 17

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha asegurado que España tiene que seguir adelante con la reforma del sistema de pensiones de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Europea (CE). 

En rueda de prensa en Madrid tras reunirse con el ministro de Economía, Luis de Guindos, Rehn ha recordado que se le ha aconsejado a España que suba la edad de jubilaciónen línea con el aumento de la esperanza de vida. En su momento, la CE recomendó a España que adelantara la entrada en vigor del retraso de la edad de jubilación a los 67 años y del factor de sostenibilidad que adecúa el cálculo de las pensiones a la esperanza de vida, así como que se tomarán medidas para que la edad efectiva de retiro se aproximara a la edad legal. 

Rehn ha dicho que para restaurar la sostenibilidad de las finanzas públicas "inevitablemente hay que garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones", porque considera que es un factor clave en el reequilibrio de las cuentas del Estado. 

Medidas "difíciles para las familias"

Rehn ha reconocido que las medidas que está adoptando España para superar la crisis son duras para las familias y las empresas al tiempo que ha dicho que la reforma financiera en España "va muy bien encaminada". El vicepresidente económico ha señalado que la subsanación de los desequilibrios macroeconómicos de España son "dolorosos". Olli Rehn ha elogiado las pruebas de estrés realizadas a la banca española por la consultora Oliver Wyman y ha dicho que demuestran que las necesidades de capital de los bancos están por debajo de los 60.000 millones de euros y "muy por debajo" de los 100.000 millones de euros que ha puesto a disposición de España la Unión Europea. 

Ha asegurado que en los próximos meses los planes de recapitalización y reestructuración de cada banco serán presentados a la Comisión Europea para su aprobación y para los desembolsos correspondientes previstos para noviembre. "España necesita un sector bancario saneado, responsable y eficazmente motorizado para restablecer el flujo de crédito a la economía", ha puntualizado. 

El vicepresidente económico, también ha asegurado que la Comisión Europea tiene la plena confianza en que España tomará los pasos necesarios para restaurar su economía y devolverla a un estado "saludable", así como en la confianza en que el "pueblo de España resuelva sus retos actuales". Rehn ha dicho que la entrevista con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el ministro de Economía y con el gobernador del Banco de España ha sido "de gran calado y utilidad".

"Aún es factible que España logre un déficit del 6,3% en 2012"

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha asegurado que el objetivo de déficit público comprometido por España con Bruselas del 6,3% del PIB en 2012 aún "es factible" y se ha mostrado convencido de que el Gobierno español "actuará con determinación para cumplirlos". Rehn ha explicado que aún no sabe si las ayudas inyectadas por el Ejecutivo español a la banca serán consideradas como parte del déficit estructural del país, ya que es un análisis que corresponde a Eurostat, que es una oficina independiente. 

No obstante, ha dicho que "es de esperar" que la recapitalización de la banca, que se trata de una operación one-off (que ocurre una sola vez), no sea considerada como parte del déficit estructural. Según las últimas proyecciones del Gobierno, en las que se tienen en cuenta las ayudas a la banca, el desequilibrio de las cuentas públicas en 2011 fue del 9,4% del PIB (en lugar del 8,9 %), en tanto que el de 2012 llegará al 7,4%. 

Ha especificado que el más de medio punto adicional de déficit de 2011 se corresponde con las ayudas a Novacaixagalicia Banco, Catalunya Banc y Unnim, en tanto que el punto de más de este año sería achacable a lo desembolsado para Bankia y Banco de Valencia. Respecto a la previsión de que el nivel de deuda se sitúe en el 90,5 % del PIB en 2013, De Guindos ha dicho que no sólo responde a la contabilización de la ayuda europea a los bancos, sino también a otros factores como el plan de pago a proveedores y la parte que paga España de los préstamos europeos a los países rescatados (Grecia, Portugal e Irlanda). En cualquier caso, ha recordado que la parte de la deuda asociada a la recapitalización de la banca por parte de Europa tiene unas condiciones muy distintas del resto de la deuda, puesto que es un préstamo a 12 años y medio, con carencia los diez primeros años y unos intereses "muy reducidos". 

Asimismo, ha valorado que al utilizar sólo 40.000 de los 100.000 millones puestos a disposición por la UE para la banca española, el impacto sobre el nivel de deuda será sólo de 4 puntos y no de 10, como estimaban algunas instituciones "que deberán cambiar sus predicciones". 

De Guindos dice que el sector privado financiará gran parte del 'banco malo'

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha considerado una "buena noticia" que España solo vaya a pedir 40.000 millones a la Unión Europea, que habilitó una línea de hasta 100.000 millones para sanear el sistema financiero español. Ha explicado que la cifra estará alrededor de estos 40.000 millones, aunque Oliver Wyman cifró las necesidades de capital en algo más de 53.000 millones. 

Además, De Guindos ha considerado también positivo que algunas instituciones que hasta ahora habían utilizado la cifra de 100.000 para estimar el impacto en la deuda tendrán que reducir el efecto a cuatro décimas del PIB. 

Sobre la cantidad sobrante de la línea de 100.000 millones, De Guindos sólo ha dejado claro que no se utilizará para financiar el banco malo, cuya dotación vendrá, sobre todo, del sector privado. El ministro ha explicado que dará más detalles de la Sociedad de Gestión de Activos (SGA) el próximo miércoles, cuando comparezca en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de las últimas novedades del sistema financiero. En cualquier caso, ha dicho que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) aportará menos del 50% de la dotación del banco malo, por lo que su aportación, según De Guindos, no será determinante. 

El miércoles también explicará a los grupos el análisis realizado por Olvier Wyman, que supone "un hito" para cualquier gobierno porque es un ejercicio "extremadamente serio" que ha arrojado mucha "luz" sobre el sistema financiero. A su parecer, el grado de transparencia y la claridad en el sistema financiero español son "cuestiones fundamentales". Según el ministro, la publicación de estos datos supone también un "elemento tendente" a disipar las dudas del sistema bancario y poner de manifiesto que es "solvente" y estará en condiciones de dar crédito cuando la recuperación económica se ponga en marcha. 

Sobre el encuentro con Rehn, De Guindos ha explicado que han repasado la situación en Europa y en España, así como los proyectos para avanzar en la integración monetaria, bancaria y fiscal, algo "vital" para avanzar en la construcción del euro. En este sentido, ha dicho que España es partidaria de la unión bancaria por suponer un paso en la "dirección correcta" en la futura construcción del euro y algo "imprescindible" para corregir los errores del pasado. Además, ha asegurado que España lo apoya sin mirar a los intereses domésticos "en absoluto". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios