Relevo generacional en Grupo Barea al ceder Manuel Barea la presidencia

  • Su hijo, Manuel Barea Vidal, será su sucesor y su sobrino, Manuel Marín Barea, el vicepresidente

Manuel Barea, presidente de honor de Grupo Barea. Manuel Barea, presidente de honor de Grupo Barea.

Manuel Barea, presidente de honor de Grupo Barea. / archivo

Manuel Barea Velasco, presidente del grupo sevillano de cash and carry y distribución mayorista para alimentación y hostelería Barea, ha abandonado la presidencia para dar el relevo a la siguiente generación en los puestos de máxima responsabilidad en la empresa.

Barea, un referente del mundo empresarial sevillano y andaluz, deja pues la primera línea en los papeles (de facto lo había hecho hace tiempo) aunque continuará vinculado a la compañía como presidente de honor, para dar el testigo a la siguiente generación, la tercera en este caso, que continuará una tradición que se inició en 1941 por obra del fundador, Manuel Barea Ginés. "Me gustaría seguir en el día a día, que mi sombra esté ahí, porque a mí mi padre de algún modo me faltó y lo eché mucho de menos", afirma Manuel Barea Velasco a este periódico.

En la nueva estructura, Manuel Barea Vidal, hijo de Barea Velasco, será el presidente y Ángel Manuel Marín Barea, su sobrino, será vicepresidente, y serán las cabezas visibles de un conglomerado en el que otros miembros de la familia se distribuirán en las diferentes empresas del grupo.

Barea insiste en que su hijo y su sobrino ya dirigían la empresa de hecho y en que lo que se ha hecho es configurarlo jurídicamente. Según afirma, se continuará en la misma línea de crecimiento. "Tenemos liberado el 90% de nuestro patrimonio, no tenemos endeudamiento y los beneficios van a la propia empresa", afirma.

Manuel Barea (Sevilla, 1940) es un histórico del empresariado andaluz que ha contribuido con su labor a extender su grupo a Huelva y Portugal, con Cash Colombino, y Extremadura, con Cash Extremeño. Cuenta con superficies cash and carry en Sevilla, Badajoz y Huelva y con un centro de transformación del bacalao en Sevilla. Grupo Barea facturó el año pasado unos 200 millones de euros, cuenta con 209 trabajadores y 90.000 metros cuadrados de instalaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios