Repsol pide calma tras dispararse un 9% su cotización por el hallazgo petrolífero en Brasil

  • El nuevo yacimiento podría inyectar hasta 33.000 millones de barriles al mercado

Los inversores recibieron ayer con entusiasmo el descubrimiento del que podría ser uno de los mayores yacimientos de petróleo del mundo en el Atlántico, en la Cuenca de Santos (Brasil), una prospección operada por Petrobrás (45%), British Gas (30%) y Repsol YPF (25%). La petrolera hispanoargentina opta por la cautela porque desconoce las reservas reales del yacimiento, aunque los mercados especulan con que podría ser el mayor hallazgo en 30 años.

Las acciones de Repsol YPF cerraron ayer con una subida del 9,28%, hasta los 25,68 euros, rompiendo con la tendencia a la baja de las últimas cinco jornadas, tras el anuncio del descubrimiento. Su principal accionista, Sacyr Vallehermoso, que cuenta con una participación en la petrolera del 20%, también se disparó en el parqué y cerró con una subida del 12,2%, hasta 23,92 euros, liderando el Íbex 35. Criteria CaixaCorp, el holding de participadas de La Caixa, que controla el 9% de Repsol YPF, ganó un 2,6%.

La propia Repsol tuvo que aclarar ayer en una comunicación a la CNMV que aún no se conocen las reservas reales del yacimiento. Aunque las informaciones oficiosas apuntaban a 33.000 millones de barriles, la compañía insiste en que las conclusiones sobre el potencial del descubrimiento "sólo serán dadas a conocer después de que se complete la evaluación".

El hallazgo cobra más fuerza ahora que el crudo toca máximos desconocidos. La caída continua del dólar y la negativa de la OPEP a aumentar la producción impulsaron ayer los nuevos máximos históricos del petróleo: el de Nueva York llegó a cotizar a 113,81 dólares, mientras que el Brent se asomó hasta el récord de 112,08 dólares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios