Rosneft se convierte en la mayor petrolera cotizada tras comprar TNK-BP

  • El grupo estatal ruso ha cerrado un acuerdo con BP y los oligarcas rusos agrupados en el consorcio AAR, para adquirir el 100% del capital por 42.155 millones de euros.

El grupo petrolero estatal ruso Rosneft ha cerrado sendos principios de acuerdo con la británica BP y los oligarcas rusos agrupados en el consorcio Alfa-Access-Renova (AAR) para adquirir el 100% del capital social de la joint venture TNK-BP por un montante aproximado de 54.800 millones de dólares (42.155 millones de euros) en efectivo y acciones, tras lo que la compañía de hidrocarburos respaldada por el Kremlin se convierte en la mayor petrolera cotizada, por delante de la estadounidense Exxon Mobil.

En un complejo encaje de piezas aún pendiente de materializarse de manera efectiva, Rosneft ha alcanzado un principio de acuerdo para adquirir la participación del 50% de BP en TNK-BP, la sociedad fundada en 2003 por la británica junto a cuatro oligarcas rusos liderados por el magnate Mijail Fridman, a cambio de 17.100 millones de dólares (13.153 millones de euros) en efectivo, además de acciones de la petrolera estatal rusa equivalentes al 12,84% del capital social de la compañía, lo que elevaría el monto de esta operación a 26.800 millones de dólares (20.615 millones de euros).

Asimismo, la petrolera británica informó a la Bolsa de Londres de que este acuerdo contempla la compra simultánea al Gobierno ruso de una participación adicional del 5,66% de Rosneft por 4.800 millones de dólares (3.692 millones de euros), lo que elevaría al 19,75% la participación de BP en la compañía rusa, donde ya controlaba un 1,25%. "La firma de un acuerdo definitivo es una condición para que el Gobierno ruso acepte la venta del 5,66% de Rosneft y está previsto que la venta de TNK-BP y esta nueva inversión en Rosneft se completen en la misma fecha", explicó la petrolera británica, que espera contar con dos asientos en el consejo de Rosneft a raíz de esta operación.

Según las directrices del acuerdo alcanzado, BP y Rosneft cuentan con un periodo de exclusividad de 90 días para negociar los términos de la compraventa, que podría cerrarse en el primer semestre de 2013. Como parte de este acuerdo, BP acepta no desinvertir en Rosneft durante al menos los 360 días siguientes al cierre de la transacción. "Es un día importante para BP", destacó el presidente de la petrolera, Carl-Henric Svanberg, quien subrayó el carácter "vital" de Rusia en el mercado energético. "TNK-BP ha sido una buena inversión y ahora establecemos unos nuevos fundamentos para nuestra labor en Rusia", añadió.

Por su parte, el consejero delegado de BP y excosnejero delegado de TNK-BP, Bob Dudley, señaló que esta operación se ajusta a la estartegia de la compañía y aseguró que "BP quiere ser un inversor a largo plazo en Rosneft". BP invirtió 8.000 millones de dólares (6.150 millones de euros) en 2003 en la creación de TNK-BP, que combinaba sus activos en Rusia con los del consorcio local Alfa-Access-Renova, liderado por el magnate ruso Mijail Fridman.

Desde la formación de esta sociedad conjunta, BP ha ingresado alrededor de 19.000 millones de dólares (14.615 millones de euros) en dividendos, pero a cambio ha tenido que lidiar con continuas tensiones y luchas de poder, que, de hecho, en 2008, provocaron la marcha del entonces consejero delegado de la filial, Robert Dudley, actual consejero delegado de BP.

Putin da el beneplácito a la operación

A raíz de este acuerdo, Rosneft ha alcanzado a su vez un principio de acuerdo con los representantes del consorcio AAR para hacerse con la participación del 50% que ostenta en TNK-BP por 28.000 millones de dólares en efectivo (21.540 millones de euros). "Rosneft confirma que BP, en relación con la venta de sus interesas en TNK-BP a Rosneft, ha renunciado a su derecho a negociar la compra de la participación de AAR en TNK-BP", precisó la compañía rusa.

Por su parte, el presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, ha expresado en un encuentro con el consejero delegado de Rosneft su satisfacción con la operación, que considera "una señal muy, muy buena" no sólo para el sector energético, sino para la economía rusa en general. "Esta señal es muy, muy buena, un gran acuerdo, que es importante no sólo para el sector de la energía, sino también para la economía", dijo Putin en declaraciones recogidas por agencias rusas.

"El precio es bueno. Se trata de un muy buen acuerdo", añadió el hombre fuerte de Rusia, destacando su confianza en la contribución positiva para Rosneft de su asociación con BP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios