S&P se alinea con el Gobierno y mejora sus perspectivas para España en los próximos años

La agencia S&P Global Ratings, que la semana pasada elevaba a notable la nota de solvencia a largo plazo de la deuda soberana de España, ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento de la economía española para los dos próximos años, mientras que ha confirmado su pronóstico de una expansión del 2,7% en 2018, corroborando la reciente actualización de las expectativas de crecimiento del Gobierno.

La calificadora de riesgos confía en que el PIB de España crecerá en 2019 un 2,3%, dos décimas por encima de su pronóstico anterior, mientras que en 2020 el ritmo de expansión será del 2%, frente al 1,8% previsto en noviembre. De cara a 2021, S&P Global confirma su estimación de un crecimiento del 1,8%.

Esta mejor evolución de la actividad económica en España permitirá una mejor evolución del mercado laboral y una caída más intensa del paro, que acabará este año en el 15,1%, frente a la anterior previsión del 15,6%, mientras que en 2019 la tasa de desempleo bajará al 14,1%, cuando anteriormente S&P preveía un 14,5%. n los dos años siguientes, la tasa de paro de España seguirá reduciéndose gradualmente, hasta situarse en el 13,4% en 2020, dos décimas menos de la anterior previsión, y caer al 12,9% en 2021, frente al 13,6% del pronóstico precedente.

De este modo, el PIB español seguirá creciendo los próximos años por encima de la media de la zona del euro, cuyas previsiones de expansión han sido revisadas al alza por S&P Global hasta el 2,3% en 2018 y el 1,9% en 2019, mientras que para los dos años siguientes la agencia espera un crecimiento del 1,7% en 2020 y del 1,4% en 2021.

Así, el diferencial entre la tasa de paro de España, que cerró 2017 en el 17,2% y en el 9,1% en el caso de la Euroziba, se estrechará gradualmente en los próximos años hasta 5,7 puntos porcentuales en 2021, cuando el desempleo de la Eurozona será del 7,2%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios