El Sabadell cerrará 300 de las 900 oficinas de la CAM

  • Oliu habla de una "operación dura" que no obstante generará 330 millones al año en sinergias

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, anunció ayer el cierre de 300 de las 900 sucursales de la CAM, aunque sin aclarar qué ajuste de personal será necesario tras adjudicarse la caja. Oliu vaticinó asimismo que la CAM "volverá a los beneficios en 2012". Las sinergias para el grupo resultante tras la operación serán de 330 millones anuales.

Sobre la bondad de la adjudicación para el conjunto de sistema financiero, Oliu cree que "se ha resuelto una crisis bancaria con los instrumentos que ya estaban establecidos desde hace años", y valoró tanto el apoyo del FROB como el del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que aportará en dos fases 5.300 millones "mayoritariamente destinados a sanear el balance de la CAM".

Para el presidente del Sabadell, "es una operación dura, porque nos va a ocupar los próximos dos años, lo que ha implicado que otras entidades mirando más allá de nuestras fronteras hayan preferido no acudir". Oliu resaltó que su entidad no asume riesgos: "Nos hemos movido única y exclusivamente poniendo números a los parámetros y dentro del esquema de protección de la subasta".

La CAM continuará como marca regional y los cierres de sucursales afectarán a las que están fuera de los territorios básicos de CAM, con lo que se mantendrá la red de Alicante, Valencia, Murcia y Baleares. Sobre la cartera industrial de CAM, Oliu aclaró que "se analizarán los componentes de la cartera industrial, aunque lo más lógico es que se contemple la venta, pero sin prisa", lo que afectaría a paquetes accionariales del 6% de Sol Meliá, el 5% en el grupo turístico alemán TUI y el 5% de Natra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios