Sacyr lucha a contrarreloj para lograr un aplazamiento del crédito sindicado de Repsol

  • El préstamo sindicado de 4.900 millones de euros vence el próximo miércoles

Sacyr negocia a contrarreloj con sus acreedores un aplazamiento del préstamo sindicado de 4.900 millones con el que adquirió el 20% de Repsol y que vence el próximo miércoles. La constructora apura ese plazo negociando con sus bancos sobre la última propuesta de reestructuración, que fue tratada ayer por el consejo de administración.

La propuesta pasa por amortizar parte del préstamo con la venta de alrededor de un 8% de Repsol y por aplazar en tres años, hasta el 31 de enero de 2015, el pago de los 2.900 millones restantes. Como contraprestación, Sacyr se compromete a poner como garantías del nuevo préstamo a tres filiales (Vallehermoso, Testa y Valoriza), además de los propios títulos de Repsol. La empresa china Sinopec, socia de Repsol, podría ser la destinataria de este paquete de acciones de la petrolera.

Por otra parte, Novacaixagalicia Banco relevó a su ex directivo José Luis Méndez del puesto que ocupaba en el consejo de Sacyr en representación de la entidad financiera. El ex director de Caixa Galicia será sustituido por Luis Caramés Viéitiez, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago. De esta forma, concluye el relevo de los tres puestos que las cajas de ahorros accionistas de Sacyr tienen en su consejo de administración. Se trata de Novagaliciacaixa Banco, Bankia, Banca Marenostrum y Unicaja, que suman una participación global del 12,3% en la constructora. A partir de ahora, y tras los cambios realizados en los últimos meses, los tres consejeros representantes de estas entidades en Sacyr son Manuel Azuaga (Unicaja), María Victoria Vázquez y Luis Caramés (estos dos últimos de la entidad gallega).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios