Saldaña anuncia un plan de ayudas al sector ovino para evitar brotes de 'lengua azul'

  • Un estudio refleja que el virus se cebó con las explotaciones pequeñas y sin tecnificar

Comentarios 1

El consejero de Agricultura, Isaías Pérez Saldaña, anunció ayer un plan de reestructuración del sector ovino andaluz, que cuenta con 3,2 millones de cabezas y casi seis mil explotaciones, para evitar brotes de lengua azul como el que este año ha matado a 128.000 ovejas en la región.

El consejero justificó estas ayudas en el costo de la alimentación de las reses, en la elevada mortalidad sufrida en algunas zonas y en el precio de la carne en origen, y recordó que las ayudas consisten en 100 euros por res muerta o sacrificada por enfermedad, un precio que es más del doble de su valor de mercado.

Si a estas ayudas se suman los 18 euros por feto -los abortos con la enfermedad se disparan un 12 por ciento, cuando lo normal sin enfermedad es el 1 por ciento-, el total se eleva a unos 13 millones de euros. A estas cantidades hay que sumar 6 euros por res viva en las zonas afectadas por la enfermedad, lo que equivale a otros 12 millones de euros. También cuenta con una línea de préstamos hasta un máximo de 18.000 euros por explotación, y hasta un máximo de 100.000 euros por cooperativa, y ayudas directas a la reposición o compra de nuevas reses.

Saldaña presentó un estudio efectuado por la Universidad de Córdoba en 125 explotaciones ganaderas de toda Andalucía, menos Almería y Granada, que revela que la mayoría de las explotaciones que han sufrido la enfermedad disponen de menos de 200 hectáreas y de poco más de 300 cabezas. Además, suelen ser las menos tecnificadas y menos profesionalizadas, en las que la ganadería es una actividad secundaria y no la principal actividad económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios