Samsung paga la cuenta

  • La compañía estrena su servicio de pago a través del móvil en España, que se convierte en el cuarto país del mundo y el primero de Europa en tenerlo.

En la espontánea encuesta que se realizó ayer en uno de salones del Hotel Eurostars Madrid Tower, instalado en el llamativo complejo de las Cuatro Torres que prácticamente clausura el Paseo de la Castellana, se llegó a la conclusión de que hay más probabilidades de olvidar en casa la cartera, que el móvil. "El smartphone se ha convertido en el centro de la transformación digital", sentenciaba uno de los responsables del equipo de Samsumg Pay, poco antes de la presentación. Y Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung España, la introducía contando que esa misma mañana olvidó su Samsung S7 Edge y volvió a por él antes de presentarse en una jornada tan relevante para la compañía como el día en el se dio el pistoletazo de salida a Samsung Pay: el servicio de pago a través del móvil de la compañía coreana. En palabras de García, el primer paso de una auténtica revolución: pagar cualquier transacción con el móvil. El servicio actualmente es compatible con los Samsung S6, S6 Edge, S6 Edge Plus, S7, S7 Edge y en las próximas semanas el A5, versión de 2016, y no sólo aspira a incluir las tarjetas de crédito en el smartphone, sino también las de fidelización o los cupones descuentos, e incluso se fantasea con la posibilidad de poder llevar en el teléfono el documento nacional de identidad. Samsung paga la cuenta y la cartera, muy pronto, se quedará en casa.

Esta iniciativa de Samsumg no podía llevarse a cabo sin la colaboración del resto de agentes implicados, como resaltó durante la presentación Nathalie Oestmann, directora de Samsung Pay Europa. De manera que ayer se anunció con orgullo que el lanzamiento del servicio de pago móvil llega avalado por la alianza de la compañía coreana con más de 200 bancos nacionales e internacionales. El servicio es compatible con las redes de pago American Express, China Union Pay, Master Card y Visa, así como con Alipay, la plataforma de pagos de terceros líder en China. Samsung Pay está desde ayer operativo para los clientes de Caixabank e ImaginBank, para Abanca y Sabadell en los próximos días, y las demás se anunciarán a través de avisos en la app.

Sencillo, universal y, sobre todo, seguro. Una encuensta que Ipsos realizó a principios de año reflejó que la mayoría de los españoles están a favor de aligerar el peso de su cartera (cada uno posee de media 1,7 tarjetas de crédito y las de fidelización cada vez son más, ocupando mucho espacio en las billeteras); y que estaría dispuesto a utilizar un sistema de pago móvil si se garantiza la seguridad del mismo. Ésta, la principal inquietud del consumidor, la resuelve Samsung Pay a través del sistema Knox, la huella dactilar y la tokenización, que encripta las credenciales de la tarjeta. Se baraja que más adelante otros elementos como el PIN, por ejemplo, se unan. Los clientes también pidieron que fuera el método fuese sencillo: para usarlo sólo hay que descargar la app que ya viene preinstalada en los dispositivos mencionados e introducir los números de las tarjetas, una vez hecho, la app se pone en marcha al deslizar el dedo por la pantalla (es un acceso directo), se accede con la huella dactilar, se elecciona la tarjeta (se pueden registrar hasta una decena) y se acepta el pago. La característica de universalidad viene motivada por el deseo de Samsung de hacer de este proyecto algo "para todos los usuarios", por lo que el servicio se irá añadiendo a los nuevos dispositivos que lance la compañía coreana, presumiblemente incluso los de gamas inferiores a los Samsung S. Y en este sentido, también se está trabajando con las marcas, como Mercadona o El Corte Inglés, e incluso el pequeño comercio y las pymes para conseguir que la tecnología wireless, que es con la que funcionan los datáfonos inalámbricos compatibles con este servicio, esté en todas partes.

La penetrabilidad de los smartphones en España, sólo por detrás de la de Singapur, y la predisposición positiva de los usuarios a utilizar este tipo de servicios fueron las razones que hicieron que los responsables de Samsung Pay eligieran el territorio nacional para introducir el método de pago móvil tras Corea del Sur, Estados Unidos y China. Así, España es el primer país europeo en utilizar Samsung Pay y el cuarto del mundo, como detalló al comienzo de la presentación Victor Kim, director global de Samsung Pay. Quien adelantó que los próximos serán Reino Unido, a finales de año, Canadá, Australia, Singapur y Brasil.

Un primer paso que da Samsung con la certeza de que ofrecen "el mejor método de pago móvil", afirmó Celestino García. Tras la presentación nacional del servicio, ya había registradas más de mil descargas en la primera hora de Samsung Pay en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios