Santander y Telefónica ignoran la crisis con más compras en el exterior

  • La entidad que preside Botín se hace con el negocio europeo de crédito al consumo de RBS, mientras que la operadora reafirma su apuesta por el mercado brasileño

El Santander y Telefónica, dos de los gigantes del sector empresarial español, confirmaron ayer que la desaceleración económica pasa de momento de largo por sus cuentas de resultados. Ambas anunciaron operaciones de compra el en exterior: en el caso de la entidad que preside Emilio Botín, la apuesta se orienta hacia el sector del crédito al consumo, mientras que en el de la multinacional de telecomunicaciones, las miras vuelven a estar puestas sobre el mercado brasileño.

El Santander ha alcanzado un principio de acuerdo para adquirir el negocio de financiación al consumo de Royal Bank of Scotland (RBS) en Europa continental, aunque el comunicado difundido ayer no desvela por qué importe. La adquisición, que incluye las actividades de RBS en Alemania, Holanda, Bélgica y Austria, corre a cargo de Santander Consumer Holding y Santander Consumer Finance Germany. Se trata del segundo movimiento corporativo del banco en este segmento después de que el pasado 27 de marzo alcanzara un acuerdo con General Electric (GE) para intercambiar activos valorados en 1.000 millones de euros.

La unidad de financiación al consumo de RBS en Europa está compuesta por 861 empleados que prestan servicio a 2,3 millones de clientes en sus países de influencia. En 2007, los activos ascendieron a una media de 2.200 millones de euros. El negocio de crédito de RBS, que facilita la venta a plazos directamente y a través de sus socios, tiene una presencia significativa en el negocio de tarjetas de crédito, tanto para clientes individuales como corporativos, y facilita financiación al consumo a través de distintas cadenas de distribución.

La operación está condicionada a un acuerdo definitivo y a la obtención de las autorizaciones pertinentes, incluyendo la del supervisor bancario alemán y las autoridades de competencia.

La otra gran operación del día la protagonizó ayer Vivo, sociedad brasileña controlada por Brasicel NV, a su vez participada al 50 por ciento por Telefónica y Portugal Telecom, que ha cerrado la compra del 53,9% del capital con derecho a voto y del 4,27% de las acciones preferentes de Telemig Celular, operadora de telefonía móvil en el Estado de Minas Gerais (Brasil). La operación está valorada en 1.163 millones de reales (429 millones de euros), según informó la operadora en un comunicado remitido a la CNMV.

En la misma operación, Vivo adquiere el derecho de Telepart, para la suscripción futura de acciones liberadas de Telemig por un precio aproximado de 70 millones de reales (26 millones de euros). Telefónica explicó ayer que, conforme a lo previsto en la legislación brasileña, Vivo lanzará una opa obligatoria sobre la totalidad de las acciones con derecho de voto de Telemig Celular a un precio por acción equivalente al 80% del precio de adquisición de las acciones con derecho de voto de Telemig Celular Participaçoes y Telemig Celular.

La participación de Telefónica en la otra compañía contemplada en el contrato de compraventa, Tele Norte Celular, ha sido vendida al grupo Telemar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios