El Santander no acudirá al plan de ayuda

  • La entidad prevé erigirse en el primer banco privado de Brasil y ganar 7.000 millones en tres años

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, afirmó ayer que la entidad no va a pedir ayuda de capital a los gobiernos, "ni en Reino Unido, ni en EEUU, ni en España". Aseguró que actualmente no lo necesitan, aunque no descartó que utilicen "cuando haga falta" la liquidez que tienen "obligación" de dar los bancos centrales y los gobiernos.

Botín también se refirió a la polémica desatada sobre si se deben publicar o no los nombres de las entidades que utilicen las iniciativas de respaldo al sector, a lo que respondió que para ser transparentes "no hace falta dar nombres". Respecto a los planes de rescate que están poniendo en marcha los gobiernos de EEUU y la UE, apuntó que han logrado reducir el riesgo sistémico, como muestran los indicadores, por lo que debe trasladarse un "mensaje de confianza".

Por otra parte, Botín también anunció en Sao Paule que el banco se ha marcado como objetivo en Brasil ganar casi 7.000 millones de euros en tres años, de forma que ese mercado aporte casi un 20% del beneficio del grupo, y convertirse en el primer banco privado del país.

La razón de elegir Brasil es, para Botín, muy clara: mayor estabilidad macroeconómica, institucional y social de Latinoamérica, y uno de los países que mejor está resistiendo la crisis. Con la integración de Santander Brasil y Banco Real, el beneficio de la entidad en la zona será de unos 1.770 millones de euros en 2008; 2.550 millones en 2009, y 2.950 millones en 2010. Para ello, el banco invertirá unos 920 millones para elevar el volumen de negocio en un 15%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios