Sebastián fija la subida de la luz en torno al 5% o el 6%

  • Habrá rebajas para los que consuman menos y los consumidores de la tarifa nocturna tendrán tres meses para comparar si ahorran con el nuevo modelo.

Comentarios 14

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha precisado hoy que la subida de las tarifas eléctricas a partir del 1 de julio será "en promedio" de "en torno al 5% o al 6%", y variará en función de la "vulnerabilidad" y "capacidad de ahorro" de los consumidores.

En una comparencia ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso, el ministro explicó que aplicará el incremento atendiendo a criterios sociales y de "progresividad", así como de eficiencia y ahorro, añadió.

El ministro señaló además que a su departamento no le corresponde abordar la posible supresión del IVA de la tarifa, pero sí aseguró que la Administración pondrá "su parte" en la reducción del déficit tarifario (diferencia entre los ingresos y el coste de generar electricidad).

En respuesta a preguntas de los diputados de los distintos grupos políticos, el ministro dijo que se buscará una solución "dialogada y razonada" a las subidas de la factura de la luz en la que se produzca "el menor impacto posible sobre los consumidores y, especialmente, sobre los más vulnerables".

Poco antes, en el discurso leído en la parte inicial de la comparencia, Sebastián dijo que 4,5 millones de consumidores con consumos inferiores a 3 kilovatios (kW) en su primera residencia se verán beneficiados de rebajas medias del precio de la luz del 10%.

Durante las respuestas, Sebastián indicó que las tarifas se harán más progresivas para atender a aspectos verticales --diferenciación entre distintas potencias contratadas-- y horizontales --"de dos consumidores con la misma potencia, el que más consuma pagará más"--.

Pruebas de tres meses

Por otro lado, el ministro sostuvo que la sustitución de la tarifa nocturna por otra de discriminación horaria permitirá a los consumidores ahorrar en su factura, y para demostrarlo adelantó que estos clientes podrán comparar durante tres meses el nuevo consumo con el anterior.

No obstante, para realizar esta prueba deberá ser necesario que las distribuidoras instalen un nuevo contador electromecánico "en un plazo máximo de seis meses" como parte del nuevo plan de sustitución de contadores, advirtió el ministro.

Sebastián adelantó además que la modalidad que sustituirá a la tarifa nocturna se llamará "tarifa de ahorro", y destacó que los consumidores dispondrán de catorce horas de electricidad más barata, que se prolongarán de diez de la noche a doce del mediodía.

Protección a las grandes empresas

Sobre la liberalización a partir del 1 de julio de las tarifas industriales y la inquietud expresada por los grandes consumidores de electricidad acerca del encarecimiento de su recibo, Sebastián afirmó que "el Gobierno no va a dejar a las empresas desprotegidas".

Para aliviar una hipotética subida abrupta de la luz, el Ejecutivo podría acudir a mecanismos como los servicios de gestión de la demanda o a la interrumpibilidad de su suministro y, a través de ellos, "facilitar la salida ordenada al mercado" de estos grupos industriales, indicó Sebastián.

En todo caso, el ministro sostuvo que el mercado "permitirá mejores precios" mediante la contratación bilateral a largo plazo. Los precios que estos grandes consumidores obtengan "no amenazarán su competitividad", añadió.

En cuanto a las eléctricas, indicó que también ellas se sienten incómodas con el actual déficit de tarifa. El desajuste en el sistema "lleva el germen de una inseguridad jurídica que les molesta", señaló en alusión a estas compañías antes de expresar su deseo de que el déficit pueda suprimirse de forma "consensuada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios