Solbes también rechaza que ACS-EDF compren Iberdrola para trocearla

  • El ministro coincide con el presidente de la eléctrica mientras Sarkozy exige a EDF que obtenga antes luz verde de España

Comentarios 1

A Pedro Solbes tampoco le hace gracia que una posible compra de la primera eléctrica española -Iberdrola- por parte del tándem EDF-ACS pase por dividir la empresa para repartirla o venderla a cachos tras cerrar la operación. El ministro de Economía y vicepresidente segundo del Gobierno español aseguró ayer que, personalmente y a priori, no le gustaría que se troceara una empresa como Iberdrola.

Coincidió así con el rechazo y la desilusión expresada en términos similares por el propio presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, el pasado miércoles. También el presidente de Bancaja, José Luis Olivas, afirmó ayer que Iberdrola -de la que la caja es tercer máximo accionista con el 6 por ciento- es una empresa "que tiene mucho interés unida, formando un gran grupo" y que, a su juicio, "pierde interés troceada o dividida".

No obstante, Solbes añadió que es consciente de que "empresas españolas han paticipado en este tipo de operaciones fuera", en referencia a la participación del Santander -junto a RBS y Fortis- en el consorcio que se hizo con el control de ABN Amro y posteriormente se repartió el banco holandés.

El ministro admitió que el posible interés de ambas compañías por Iberdrola "no es un tema menor" y se mostró cauto a la espera de conocer los datos precisos de la posible operación. También destacó que estaría protagonizada por una empresa (Electricité de France) controlada en un 85 por ciento por el Estado galo, lo que daría a la compra características especiales. Aunque sobre esta circunstancia matizó de nuevo que la presencia de empresas extranjeras con capital público en España "no es nueva", como muestra el caso de Enel en Endesa.

Los ecos de la posible opa, desvelada el martes, también se escucharon en París. Davis Martinon, protavoz del presidente Nicolas Sarkozy, explicó: "EDF ha mostrado que en principio está interesado por el mercado español. El Estado, accionista mayoritario de EDF, ha indicado a la dirección general de este grupo que cualquier inversión en España deberá hacerse con el visto bueno de las autoridades españolas". "Confirmo que el gobierno español está informado de este interés de parte de EDF y no diré nada más", concluyó Martinon.

Los títulos de Iberdrola fueron ayer los que más subieron del Íbex, un 6,49 por ciento, hasta 10,18 euros, impulsados por segundo día consecutiva por los rumores de compra. Con ello, el valor bursátil de la cuarta eléctrica del mundo se situó en 50.840 millones. Las acciones de ACS (que posee el 12 por ciento de Iberdrola) cayeron el 0,49 y se situaron en 35 euros. Unión Fenosa, en la que ACS posee otro 45 por ciento, también cayó a 44,6 euros, un 0,63 por ciento menos.

+6,49%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios