La amenaza de Trump de imponer aranceles a los coches europeos preocupa a Berlín

  • La ministra de Economía alemana advierte que "el presidente quiere jugar a un juego que nadie ganará"

La ministra de Economía alemana, Brigitte Zypries, pidió ayer moderación después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, amenazara con imponer aranceles a los vehículos fabricados en la UE.

"Espero que el presidente de EEUU escuche a las numerosas voces sensibles de su país y cambie de opinión", dijo Zypries, del Partido Socialdemócrata. "El presidente Trump quiere jugar a un juego que nadie puede ganar", destacó, y añadió que imponer cada vez más tasas a cada vez más productos podría poner en peligro el comercio libre y la prosperidad.

Bernhard Mattes, presidente de la asociación alemana de la industria automotriz (VDA), dijo que se debe evitar a toda costa una guerra comercial entre EEUU y Europa. "En este tipo de guerra comercial sólo hay perdedores, en todos los bandos", dijo ayer Mattes, quien agregó que la industria está observando la disputa con preocupación.

También la primera ministra británica, Theresa May, expresó ayer a Trump de su "profunda preocupación" por su intención de imponer aranceles a las importaciones acero y aluminio. "Una acción multilateral es la única forma de resolver el problema del exceso de capacidad", señaló una portavoz de Downing Street.

Trump amenazó el sábado a la UE con aplicar aranceles a los coches si ésta aumentaba las tasas para las empresas de su país. "Hacen que sea imposible vender allí nuestros coches (y más). ¡Un gran desequilibrio comercial", acusó en Twitter al bloque europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios