La UE exige a las grandes industrias reducir un 21% sus emisiones en 2020

  • Bruselas fija para España que las renovables aporten el 20% de la energía en ese año, el doble que ahora, y que disminuya en un 10% sus gases contaminantes

Comentarios 0

La Comisión Europea puso ayer negro sobre blanco las metas concretas que deben alcanzar los 27 estados miembros para conseguir que en 2020 las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan un 20 por ciento respecto al nivel de 1990. Unos objetivos presentados ayer en Bruselas por José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, que deberán ser aprobados individualmente por cada país previo acuerdo global a lo largo de este año y que tendrán un coste de 60.000 millones de euros -tres euros por europeo a la semana, según el cálculo realizado por Barroso.

El grueso de esa disminución de emisiones se endosa a quienes más emiten; es decir, a las grandes industrias como el acero, cemento, química o aluminio. El conjunto de estos sectores, con independencia del país en el que se ubiquen las fábricas, deberá de contener la expulsión de gases en un 21 por ciento en 2020 respecto al nivel de 2005. El plan elimina así las asignaciones de cuotas de emisión por países y fija un objetivo a nivel europeo. Las compañías eléctricas tampoco recibirán derechos de emisión gratuitos desde 2013, sino que tendrán que adquirirlos a través de un sistemas de subasta. No está cerrado el trato que recibirá la aviación.

Otros sectores como el transporte, la agricultura o la vivienda sí que tienen objetivos concretos de disminución por países en función de su renta media. Así, España deberá lograr que estas actividadades emitan un 10 por ciento menos en relación a 2005; Irlanda, Dinamarca o Luxemburgo tendrán que disminuir en un 20 por ciento; pero Bulgaria o Rumanía, dos de los países más pobres de la UE, podrán aumentarlas un 20 y un 19 por ciento, respectivamente.

El plan también precisa, por estados y también según su riqueza, el porcentaje que las energías renovables (solar, eólica, biomasa) deberán aportar al consumo de energía en 2020. España, que cubrió con esas fuentes verdes el 8,5 por ciento de sus necesidades en 2005, deberá más que duplicar esta cifra hasta el 20 por ciento en el citado año. Las mayores exigencias se dirigen a países como Suecia (que deberá pasar del 40 de 2005 al 49 por ciento). Durao Barroso también ha mantenido el objetivo de que el 10 por ciento de los carburantes sean ecológicos.

Joan Clos, ministro de Industria, se mostró satisfecho con las cuotas para España y señaló que para cumplirlas será necesario, entre otros retos, que el 40 por ciento de la electricidad se genere con renovables en 2020 (hoy está en el 23 por ciento, según Clos).

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios