Zapatero promete 18.000 euros por piso para ahorrar energía

  • El plan está dotado de 9.000 millones de euros con el objetivo de adaptar medio millón de viviendas antiguas al nuevo Código Técnico de la Edificación

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer la puesta en marcha de un Plan de Rehabilitación Energética Integral para edificios ya construidos, que contempla ayudas directas y créditos por 9.000 millones de euros a lo largo de la próxima legislatura, si el PSOE gana las elecciones.

La intención es incentivar la renovación de medio millón de viviendas antiguas de modo que ganen en eficiencia energética y sean capaces de cumplir con los requisitos que el Código Técnico de la Edificación prevé para los edificios de nueva construcción.

Zapatero, que clausuró en la sede socialista de Ferraz un Foro sobre Calidad Ambiental y Progreso Social, la primera de las cinco conferencias programáticas del PSOE de cara a las elecciones de marzo de 2008, explicó que el Plan de Rehabilitación Energética Integral contempla acciones que podrían lograr un ahorro del consumo energético de entre el 35 y el 60 por ciento.

La primera de las acciones consistirá en una línea de subvenciones directas para rehabilitar hogares ya construidos por un total de 1.000 millones en el periodo comprendido entre 2008 y 2012, un 20 por ciento más que en el plan de acción inicialmente previsto. En segundo lugar, el Gobierno habilitará una nueva línea de créditos ICO de 2000 millones anuales (8.000 en la legislatura) para permitir a los hogares financiar parte de la reforma de su vivienda que no quede cubierta en las ayudas directas anunciadas.

El jefe del Ejecutivo calculó que un total de 500.000 viviendas podrán rehabilitarse gracias a este plan ideado para que edificios antiguos puedan acabar cumpliendo con los requisitos del Código Técnico de la Edificación, que ahora contempla medidas como la obligación de paneles solares en edificios de nueva construcción a partir de 2007, entre otras iniciativas.

Las viviendas antiguas que se rehabiliten con el nuevo plan obtendrán una certificación energética que avale la mejora lo que, con la reducción de la factura eléctrica, se dará "un valor añadido" al edificio en cuestión.

En paralelo a todo lo anterior, Zapatero también anunció la constitución de un fondo específico de 200 millones para la rehabilitación de edificios públicos y escuelas en ciudades de más de 50.000 habitantes, en una asociación de la administración central, los ayuntamientos y entidades financiaeras, siguiendo la iniciativa de "ciudades energéticamente responsables" que lidera el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, y con el objetivo final de que todos los edificios públicos "sean sostenibles". La intención, según Zapatero, es conseguir la "implicación de todos" en la lucha contra el cambio climático. "Creo que es posible convertir cada hogar en el primer valladar al consumo energético y los jóvenes deben ser los principales abanderados", opinó.

El presidente del Gobierno también remarcó que, para España, afrontar todas las consecuencias del cambio climático es una cuestión de fuerte interés propio, por el riesgo que corre el país por la desaparición recursos hídricos, el retroceso de costas, la erosión y el daño a ecosistemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios