Informe económico 'Situación Andalucía'

El paro y los ajustes pendientes de la Junta hunden las previsiones

  • La economía andaluza caerá un 2% este año y un 1,8% en 2013 y presenta peores perspectivas que la nacional. El buen comportamiento de las exportaciones, única nota positiva del informe del BBVA.

Comentarios 13

Unos niveles de desempleo "socialmente inaceptables" y que irán a peor, hasta rozar el 35%, el "tremendo esfuerzo" que aún debe realizar la Junta de Andalucía para cumplir su compromiso de déficit del 1,5% a final de año, con los presumibles recortes que llevará aparejados, y los desequilibrios clásicos de la economía regional dibujan unos nubarrones más negros en Andalucía que en el conjunto de España tanto este año como el que viene. Esa es la previsión del informe Situación Andalucía 2º semestre 2012 de BBVA Research, presentado ayer en Málaga en colaboración con el Grupo Joly, y que pronostica que el PIB andaluz caerá un 2% en 2012 y un 1,8% en 2013, frente a sendos descensos del 1,4% en el PIB nacional. Sólo Castilla-La Mancha (-2,4% y -2%) y la Comunidad Valenciana (-2,3% y -2,2%) presentan un escenario peor, aunque ninguna comunidad autónoma crecerá ni este año ni el que viene, según las previsiones.

La alta temporalidad laboral, que como el paro, es nueve puntos superior en Andalucía a la media nacional (33% de los empleados andaluces frente al 24% español), la caída de la demanda interna del 4%, un nuevo descenso del consumo de las familias en un 2% y un enorme endeudamiento de empresas y particulares, con una tasa de apalancamiento del 73,8%, frente al 54,3% de media nacional, son los otros grandes lastres de la economía autonómica. Y a este oscuro panorama hay que sumar que la Junta de Andalucía fue un "poquito más lenta" en los ajustes fiscales durante el primer semestre del año y aún afronta una dolorosa tarea. "La Junta necesita acelerar los compromisos adquiridos para no incurrir en un déficit superior al objetivo fijado para 2012", subrayó ayer Rafael Doménech, economista jefe para Economías Desarrolladas de BBVA Research durante la presentación del informe. Ello a pesar de que el gasto autonómico se ha reducido un 12,1% en un año, según los datos del segundo trimestre.

Pero también hay luces en la economía andaluza. Casi todas las "buenas noticias", como destacó Doménech, proceden del sector exterior, de la actividad exportadora de las empresas de la comunidad, que creció un 21,7% en 2011 y acumula un incremento interanual del 12,9% en los primeros ocho meses de este año, el triple del aumento nacional. Con unas exportaciones de casi 15.000 millones de euros en el primer semestre de 2012, Andalucía se sitúa como tercera comunidad tras Cataluña y Madrid, aunque la contribución de la actividad exterior sigue siendo baja en comparación, al representar el 10,5% de su PIB. El camino de éxito recorrido por las empresas exportadoras andaluzas es el que deben imitar los demás. "Las empresas que exportan están creciendo en facturación trimestre tras trimestre y nos están enseñando el camino, que hay luz al final del túnel. De hecho muchas de ellas salieron hace tiempo del túnel", afirmó el directivo de BBVA Research. También apuntó que esas compañías están aprovechando la oportunidad que brindan las economías más dinámicas del planeta, los eagles (águilas en inglés), que es como el departamento de estudios del banco español ha denominado a las economías emergentes que contribuirán más al crecimiento económico mundial de los próximos diez años que la media del G-6 (sin EEUU). Así, destacó los nuevos lazos comerciales con Turquía, China, otros países del sudeste asiático y Latinoamérica. Los productos energéticos, principalmente los vinculados con el refino de petróleo, son el sector que más ha contribuido al incremento de las exportaciones, al aumentar un 28,7%, aunque también destaca el sector agroalimentario, que durante los primeros siete meses del año ha superado los 4.200 millones de euros de venta al extranjero, lo que supone el 30% de las exportaciones andaluzas y el 22% del total de las exportaciones de alimentos españolas. En menor medida, las exportaciones de bienes de equipo también registraron un incremento anual del 22%, impulsadas por las partidas de material de transporte y maquinaria industrial específica.

Aunque como ocurre con la predicción meteorológica, cualquier factor que entre en juego próximamente puede suponer un cambio, a mejor o a peor, en las previsiones. La tormenta económica escamparía si hubiera una "intervención mucho más decidida de las autoridades europeas para rebajar las tensiones financieras", tal y como manifestó ayer Rafael Doménech. A juicio del economista jefe para Economías Desarrolladas de BBVA, que presentó el informe, existen muchas empresas y particulares con proyectos de inversión y gasto importantes, pero que los mantienen paralizados a la espera de que se despeje la incertidumbre económica y de que se produzca o no el rescate de la economía española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios