La gran banca española se pertrecha con 160.000 millones contra la crisis

  • Las cinco entidades de mayor dimensión en el sistema financiero nacional han reforzado su liquidez para continuar garantizando su actividad crediticia y afrontar los vencimientos de la deuda que emiten

Comentarios 3

La crisis no ha pasado de largo por la banca española. Pese a que las mayores entidades del mapa financiero nacional –léase Santander, BBVA, Caja Madrid, La Caixa y Banco Popular– cerraron el tercer trimestre del ejercicio con un alza de su beneficio recurrente del 11,5%, se han visto obligadas a blindarse, ante los vaivenes del mercado. Como consecuencia de ello, los cinco grandes disponían a esa fecha de casi 160.000 millones de euros de liquidez, un colchón que les permitirá continuar garantizando la financiación y afrontar vencimientos de deuda.

Por grupos, el de mayor dimensión del país, el Santander, tenía una posición de liquidez de 50.000 millones, que podría descontar, en caso de necesidad, ante los bancos centrales. Esa misma cifra avalaba al BBVA, donde 20.000 de los 50.000 millones de euros se correspondían con cédulas hipotecarias. El Popular, por su parte, disfruta de una línea de liquidez que puede ser utilizada con el Banco Central Europeo (BCE) por un importe superior a los 13.350 millones, y que aumentará hasta rozar los 20.000 millones a finales de año.

Desde la entidad que preside Ángel Ron inciden en que, en el caso extremo de no renovación ni emisión de deuda, tendría suficiente liquidez descontable ante el BCE por un montante neto de 10.000 millones a cierre del ejercicio y de 3.200 millones en 2009. Asimismo, señalan que tiene capacidad para obtener de 6.500 a 7.000 millones de euros en el programa de garantías del Gobierno.

Las cajas también se han hecho fuertes frente al bache financiero.En concreto, Caja Madrid contaba con una posición de liquidez de 13.000 millones de euros al acabar septiembre, de los que 9.000 millones son susceptibles de descontar ante el BCE. En el caso de La Caixa, la cuantía era de 26.491 millones de euros, lo que representa algo más del 10% de los activos de la entidad catalana.

Los cinco grandes alcanzaron en los nueve primeros meses del año un beneficio recurrente dl 14.615 millones, un 11,5% más que durante el mismo periodo del ejercicio anterior –si se incorporan los resultados extraordinarios, ganaron 15.350 millones de euros, un 1,7% menos–.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, recomendó recientemente a la banca “retener más beneficios” como fórmula para reforzar su base de capital, ante el menor crecimiento del negocio bancario, sin olvidar otras opciones, como ampliaciones de capital y emisión de cuotas participativas. A su juicio, la banca española ha caminado en la dirección “correcta” en este contexto de crisis financiera, pero debe asumir “bien” esta nueva realidad, que obligará a un proceso de ajustes de los balances y a un estricto control de costes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios