La belleza de Ronda no sólo se ve, se siente

Estaba cansado de viajar y de comprobar cómo las informaciones turísticas no estaban adaptadas para las personas con una minusvalía en la visión, lo que le hizo pensar en que eso mismo no podía ocurrir en Ronda, su ciudad, donde el turismo es una de las principales bases de la economía.

"Estaba harto de ir a otras ciudades y siempre tener que estar preguntando", señala Juan Manuel Medina Guzmán, un invidente que es técnico superior en informática y muy aficionado a viajar, que se puso a trabajar en este asunto y decidió presentar un proyecto para la creación del primer plano turístico para personas con discapacidad visual, con el objetivo de que Ronda fuese "pionera" en atender a sus turistas invidentes.

Ahora, casi un año después, aquella idea se ha convertido en realidad, con la llegada de los primeros folletos a las oficinas de información turística y monumentos, lo que convierte a Ronda en una ciudad visible para los invidentes que hagan turismo en la ciudad. De momento, la primera tirada se ha limitado a 200 ejemplares, lo que ha tenido un coste de 3.000 euros debido a la complejidad de su elaboración, y que ha sido financiado por Unicaja.

El folleto incluye un mapa en relieve de la ciudad, donde están señalizados los principales monumentos, hoteles y zonas de interés, a lo que se añade un recorrido para desplazarse de un punto a otro, incluso, las zonas panorámicas para poder tomar fotografías.

Además, cada punto de interés cuenta con una pequeña descripción en braille, que permitirá a los invidentes tener una mínima información sobre los 22 principales puntos de interés de la ciudad.

Medina se mostró muy satisfecho de que su proyecto haya salido adelante, lo que considera un paso muy importante para convertir a Ronda en una ciudad "accesible", al tiempo que expresó su esperanza de que tengan una buena aceptación entre los invidentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios