El beneficio de Caja Rural de Granada se reduce un 17% en 2015

Caja Rural de Granada obtuvo el pasado ejercicio 2015 un beneficio después de impuestos de 23,6 millones de euros, de los que 16 millones de euros se destinarán a incrementar sus reservas y a reforzar sus recursos propios y sus perspectivas de crecimiento futuro. Estos datos fueron aprobados la semana pasado por la cooperativa de crédito, según anunció ayer su director general, Dimas Rodríguez, quien se mostró "muy satisfecho" con ellos, a pesar de que suponen un 17,8% menos (5,1 millones) que en 2014.

El directivo avanzó que la entidad espera repetir en 2016 unos resultados similares. Además, señaló que el objetivo es obtener la "mayor rentabilidad social posible" manteniéndose como una banca cooperativa "implicada con el territorio". El resto de la cuantía de los 23,6 millones de euros de beneficio estará destinado a nutrir el Fondo de Educación y Promoción y a retribuir las aportaciones al capital de sus socios.

La cooperativa de crédito granadina alcanzó en 2015 un volumen de capital y reservas superior a los 520 millones de euros, con una ratio de capital total (solvencia) del 16,93%, 1,61 puntos más que en 2014 y "muy por encima" del legalmente exigido, lo que la convirtió en una de las entidades más solventes del sector. La ratio de eficiencia se situó en el 58,4%, ligeramente superior a la del año anterior, lo que mejoró la de muchas entidades de mayor volumen, mientras que la liquidez alcanzó una ratio del 60,3%, según destacó.

Al finalizar 2015, la inversión crediticia ascendía a 2.893,8 millones de euros, habiendo disminuido 38,8 millones en dicho año, un 1,3% menos, lejos del 4,4 % en que se ha reducido el sector. Esto provocóque la cuota de mercado en la provincia de Granada se incremente más de medio punto, pasando del 13,58% al 14,14%. La entidad cuenta con 812 empleados, y una red de 196 oficinas, de las que 158 están en Granada y el resto repartidas por Málaga, Almería y Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios