La renta per cápita española converge con Europa por primera vez desde la crisis

La renta per cápita de España en 2015 alcanzó el 92% de la media de la UE, lo que representó la primera subida del indicador desde 2007, antes del estallido de la crisis financiera, aunque fue 14 puntos inferior al promedio de la Eurozona, según los datos preliminares publicados por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

La riqueza por habitante de España alcanzó su máximo en 2007, justo antes del inicio de la crisis, cuando llegó a superar en tres puntos la media de la UE. Desde entonces, el PIB per cápita español bajó hasta el 101% en 2008 y en 2009, el 97% en 2010, el 94% en 2011, el 92% en 2012 y el 91% en los años siguientes.

Los mayores niveles de renta per cápita en 2015 se registraron en Luxemburgo (271% de la media comunitaria), Irlanda (145%), Países Bajos (129%), Austria (127%), Alemania (125%), Dinamarca (124%), Suecia (123%), Bélgica (117%), Reino Unido (110%), Finlandia (108%) y Francia (106%).

Justo por debajo de la media de la UE se sitúan Italia (95%) y España (92%), seguidas de Malta (89%), República Checa (85%), Eslovenia (83%), Chipre (81%), Portugal y Eslovaquia (77% ambos). Los países más pobres de la UE en 2015 serían Bulgaria (46% de la riqueza media comunitaria), Rumanía (57%), Croacia (58%) Letonia (64%), Hungría (68%) y Polonia (69%).

Si se utiliza como indicador el consumo per cápita, que se considera mejor adaptado a la hora de reflejar la situación de los hogares, España se situó en 2015 en el 88% de la media comunitaria, frente al 87% del año anterior y en línea con el dato de 2012. Se trata del primer repunte del dato desde 2006. En esta caso, la diferencia con la medida correspondiente a la Eurozona (105%) se situó en 17 puntos, frente a los 19 del año precedente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios