Los comercios de Madrid podrán abrir cuando quieran

  • Los establecimientos podrán abrir cualquier día de la semana, a cualquier hora, sea cual sea su superficie. También podrán vender alcohol y tabaco las 24 horas.

Comentarios 31

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido dar libertad a todos los comercios madrileños para que puedan abrir a cualquier hora, todos los días del año, sea cual sea su superficie, para crear así "una seña de identidad" que demuestre que esta región "no tiene miedo a la libertad". Así lo ha anunciado la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que ha aprobado el anteproyecto de Ley de Dinamización del Comercio madrileño, para someterlo a las consultas correspondientes y para su posterior remisión a la Asamblea, con el fin de que entre en vigor la próxima primavera.

El anteproyecto modifica el borrador que presentó el Ejecutivo regional en octubre pasado y que entonces concedía libertad de apertura y de horario solo a los comercios con menos de 750 metros cuadrados de superficie. Ahora, y según ha explicado el consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, se concede libertad absoluta a cualquier establecimiento madrileño para elegir cuándo quiere abrir al público "sin restricción de horarios ni de sectores" y "sin obligar a nadie a nada". El consejero ha precisado que esta medida incluye la libertad para que los comercios madrileños puedan vender alcohol o tabaco las 24 horas del día, los 365 días del año.

En cuanto a la ampliación de este permiso a todos los establecimientos independientemente de su superficie, Manglano ha explicado que se ha adoptado a petición de la patronal, que consideraba que limitar la medida a ciertos comercios significaba "segmentarla" y que crearía "confusión" a comerciantes y consumidores, lo que perjudicaría la dinamización del sector.

"Esto es una seña de identidad de Madrid, que quiere ser una Comunidad abierta, acogedora, integradora y dar imagen de vanguardia, como Tokio, Londres o Nueva York", ha asegurado Esperanza Aguirre, para quien una medida así demuestra que en esta región "no tenemos miedo a nada". La presidenta ha explicado que esta ley tiene dos fines: por un lado, beneficiar a los consumidores y a los comerciantes, y por otro, favorecer "a los 10 millones de turistas" que visitan la Comunidad, "muchos en fines de semana" y que "quieren que los comercios estén abiertos". Se ha mostrado segura de que esta norma contribuirá al crecimiento económico y a la generación de empleo, aunque no se ha atrevido a precisar los puestos de trabajo que podría generar porque luego es difícil "comprobar" el número exacto.

Manglano ha informado de que la próxima semana iniciará una ronda de consultas con las entidades y asociaciones "que tengan algo que decir" sobre la futura ley, que además se someterá al dictámen de los Consejos Consultivo, Económico y Social de Promoción del Comercio y al Consejo de Consumo. En definitiva, ha dicho, se trata de un anteproyecto de ley que ha sido muy consensuado con todas las organizaciones implicadas y ha asegurado que hace mes y medio, cuando se presentó el anterior borrador "la gran mayoría de ellas" ya dieron su aprobación.

Esta nueva normativa, según Aguirre, añadirá una "nueva imagen de Madrid como destino de compras" y será un impulso económico más para una región donde, ha indicado, el sector del comercio ha crecido el 3,3% el ultimo año en actividad y empleo. En cuanto a las críticas de los sindicatos e IU a la futura ley, la presidenta ha opinado que ambos "tienen proyectos muy respetables", pero ha cuestionado que sean realmente "útiles para generar crecimiento económico, bienestar, prosperidad y empleo".

Aguirre ha recordado que el anteproyecto de ley tiene "dos patas" pues además de la libertad de apertura comercial incluye la agilización de la tramitación de licencias de apertura, que podría ahorrar hasta dos años de trámites a quienes deseen poner en marcha un negocio. Ha manifestado que "de momento" no ha consultado con la dirección nacional del PP el contenido del anteproyecto de ley, pero se ha mostrado convencida de que están "de acuerdo con todo lo que sea permitir la liberalización horaria de los comercios". La presidenta ha confiado en que los comerciantes harán buen uso de esta libertad y se ajustarán a la legalidad a la hora de establecer las jornadas de trabajo de sus empleados para que no se cometan abusos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios