La desaceleración de EEUU llegará a España

  • El FMI ha reducido una vez más sus previsiones de crecimiento para EEUU y alerta de que su ralentización arrastrará este año a España y al resto de los países de la zona euro, donde existe además la amenaza de la inflación.

Comentarios 0

Las extensas conexiones financieras entre el Viejo Continente y Estados Unidos son la vía de contagio de la debilidad económica y harán de Europa este año la principal víctima del terremoto que ha sacudido al sector inmobiliario desde Miami a Los Ángeles, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). A ambos lados del Atlántico los mercados bursátiles siguen agarrotados por la "tensión" y la "incertidumbre", a su juicio.

En cambio, los países emergentes salvarán el cuello por ahora, en el caso de los latinoamericanos, por sus escasas inversiones en títulos hipotecarios de riesgo estadounidenses, según destacó el economista jefe del organismo, Simon Johnson, en una rueda de prensa.

El precio que Europa pagará por su cercanía a Estados Unidos serán 0,5 puntos porcentuales de crecimiento en 2008, pues su economía se expandirá un 1,6 por ciento, en lugar del 2,1 por ciento que el Fondo había augurado en octubre. El organismo no dio cálculos por países, pero Johnson señaló que la caída será "bastante similar" en toda la zona.

Charles Collyns, subdirector del departamento de análisis del Fondo, dijo que España "no se verá más afectada" que sus vecinos, pese al elevado déficit en su sector externo y el parón en su mercado inmobiliario.

Sin embargo, alertó de que el país se enfrenta al riesgo de que la ralentización de los precios de la vivienda se agudice, lo que supondría un problema para los bancos españoles, por su amplia cartera de hipotecas.

Por ahora esa bajada del ritmo en los bienes raíces es "moderada, no espectacular como en Estados Unidos", opinó Collyns.

En la mayor economía del mundo, en cambio, las cifras ponen los pelos de punta. En 2007 el número de propietarios amenazados de desahucio o que lo sufrieron subió un 79 por ciento, según RealtyTrac, una empresa de análisis.

Los problemas del sector inmobiliario se han extendido al resto de la economía, donde las manufacturas, el empleo y el consumo han perdido dinamismo, según el Fondo, que redujo por ello en cuatro décimas su previsión de crecimiento para el país, hasta dejarla en el 1,5 por ciento para 2008.

El período más difícil serán los seis primeros meses de este año, cuando la economía andará por la cuerda floja y registrará un crecimiento que no llegará al uno por ciento, aunque no caerá en el abismo de la recesión, según Johnson.

En la segunda mitad de 2008 la actividad gracias a un plan de estímulo fiscal que el Congreso prevé aprobar en las próximas semanas, de acuerdo con el Fondo, que apoya esa medida.

La desaceleración económica en Estados Unidos tendrá un lado positivo, pues desinflará los precios, según Johnson. En cambio, en Europa las presiones inflacionarias son "un problema grave", debido a que el alza del petróleo se transmite de manera más fuerte al resto de la economía, de acuerdo con el economista jefe. Por ello, el Fondo cree que el Banco Central Europeo (BCE) debe mantener las tasas de interés sin cambios por ahora.

La inflación alcanzó en 2007 el 3,1 por ciento en la zona euro, aunque en España llegó al 4,3 por ciento, según datos de Eurostat, la oficina de estadística comunitaria.

La bajada más acusada del ritmo en los engranajes económicos en los países avanzados tirará tres décimas del crecimiento mundial inicialmente previsto por el FMI, hasta colocarlo en el 4,1 por ciento para este año.

En el terreno financiero, la situación sigue sombría. Una desaceleración más acentuada en Estados Unidos podría hacer que la restricción del crédito constatada en el sector inmobiliario se contagie al resto de la economía, alertó el FMI.

En Europa advirtió de que "es posible que la calidad del crédito se degrade en vista de que la actividad crediticia ha sido muy dinámica y que en varios países los mercados de la vivienda se consideran sobrevaluados", aunque no entró en detalles sobre cuáles corren mayor peligro. El Reino Unido, Irlanda y España son los países del Viejo Continente donde más han crecido los valores inmobiliarios en los últimos años.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios