El desplome laboral de España lleva a la UE a una tasa de paro récord

  • El desempleo español se mantiene a la cabeza de Europa y duplica en junio la media de la Eurozona · El presidente del Gobierno aboga por fomentar el empleo temporal como una de las soluciones

España lideró de nuevo en junio las listas de parados en Europa, con una tasa del 18,1% que duplica el 8,9% de los países euro y casi dobla el 9,4% del conjunto de la UE. Los datos de Eurostat, la Oficina Estadística Europea, indican que el paro aumentó una décima entre los países euro en relación a mayo hasta alcanzar su tasa más alta desde junio de 1999. En el último año, se ha incrementado en 1,9 puntos y España es el principal responsable del incremento global. La tasa de desempleo aumentó también en una décima intermensual en el conjunto de la UE hasta el 8,9%, el nivel más elevado desde junio de 2005, lo que supone un avance de dos puntos en los últimos doce meses.

Con esta evolución, la UE cerró el mes en 21,52 millones de desempleados, de los que 14,86 millones correspondían a la Eurozona. Tan sólo en relación a mayo, el número de parados se incrementó en 246.000 personas en la UE (158.000 en la zona euro). La magnitud del deterioro del mercado laboral se aprecia también en la comparación con los registros del pasado año. En doce meses, las listas de parados han aumentado en más de cinco millones de personas en la Europa de los veinticinco y en 3.170.000 en la eurozona. Entre los estados miembros, las tasas de desempleo más bajas en junio correspondieron a Holanda (3,3%) y Austria (4,4%), en contraste con el 18,1% de España, el 17,2% de Letonia y el 17% de Estonia.

Pese a estas estadísticas, existen "signos de estabilización e incluso mejoría" en la economía, según afirmó la portavoz de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea, Amelia Torres. El nuevo aumento del paro "se esperaba", debido al "desfase temporal" entre la situación económica general y la evolución del mercado laboral, apuntó la portavoz. La subida de junio fue inferior a las registradas en los meses precedentes (en mayo, el paro aumentó en 385.000 personas en toda la UE, y en abril en 396.000), una tendencia que se espera que continúe "conforme mejore la situación económica", añadió Torres. Eurostat elabora estas estadísticas con una metodología armonizada para los Veintisiete, y sus datos difieren de los que difunde el Ministerio de Trabajo español -a partir de los registros de los Servicios Públicos de Empleo-, según los cuales el paro descendió en España en mayo y volvió a hacerlo en junio. Por lo que respecta a los precios, Eurostat confirma que julio se convirtió en el segundo mes consecutivo con tasas negativas de inflación en la Eurozona. Los precios bajaron en julio hasta el -0,6%, desde el -0,1% registrado en junio, hasta la tasa más baja en la corta historia de la eurozona. De confirmarse los datos, el diferencial de inflación de España con la eurozona se habría reducido a ocho décimas negativas.

Pese a los datos negativos, el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, resaltó su rechazo al abaratamiento del despido y se mostró partidario de incrementar el empleo a tiempo parcial como un medio para solucionar algunos de los problemas del mercado laboral español. En una entrevista concedida al New York Times, admitió que la protección de los trabajadores varía en función de si estos son fijos o temporales. "Soy consciente de que ése es un problema en nuestra economía. Estamos trabajando en ello. Tenemos que incrementar los trabajos a tiempo parcial y tenemos que hacer el mercado de trabajo más sensible en ese sentido", señaló.

La postura de Zapatero es muy diferente a la que defiende el último informe del Banco de España, el cual desató ayer las críticas airadas de los sindicatos. El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo, afirmó que "el gobernador del Banco de España lleva agitando ya una buena temporada", y añadió que "a lo mejor es como los calamares, una maniobra de distracción para evitar que la gente concentre la atención en lo que es el negociado que él tiene entre manos que también es importante". Mientras, UGT emitió un comunicado en el que afirmó que Miguel Ángel Fernández Ordóñez "se excede: no es el gobernador de España, sino el gobernador del Banco de España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios