La eficiencia energética de los hogares andaluces mejora un 2,3%

  • Las familias han ahorrado en dos años 10 millones y la emisión de 41.500 toneladas de CO2

Los hogares andaluces han mejorado en 2007 su nivel de eficiencia energética en un 2,3 por ciento, lo que se ha traducido en un descenso del consumo del 0,35 por ciento. Así se desprende del índice de eficiencia energética que elabora Unión Fenosa, y que fue presentado ayer por su delegado en Andalucía, José María de Juan, quien incidió en que las familias de la región aún tienen un potencial de ahorro del 9,48 por ciento en el consumo y, por tanto, en la factura de la luz -podrían ahorrar hasta 274 millones de euros anuales-.

El índice de este año está en 6,21 puntos, frente a los 6,01 de la edición anterior (de 2005), de ahí la mejora del 2,3 por ciento. La reducción del consumo conseguida equivale a 10 millones de euros, 120 gigavatios por hora -la mitad de la energía solar térmica consumida en Andalucía en un año- y evitar la emisión de 41.500 toneladas de CO2 a la atmósfera, lo mismo que absorberían 415.000 árboles.

De Juan señaló, en este sentido, que Andalucía está en la buena senda, aunque puede mejorar, ya que los ciudadanos están concienciados, pero no comprometidos. De hecho, el 88 por ciento de los andaluces sabe que puede contribuir a la mejora del medio ambiente y la sostenibilidad modificando sus hábitos de consumo energético, pero no realizan operaciones tan sencillas como regular la temperatura del agua según la estación o apagar completamente los aparatos antes de salir de casa o al acostarse.

No obstante, se constatan en mejoras en el conocimiento del etiquetado energético y en la utilización de lámparas de bajo consumo. También se pone de manifiesto en el estudio que los hogares ubicados en municipios con menos de 100.000 habitantes son significativamente menos eficientes que el resto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios