Las empresas familiares celebran la sintonía con la Junta en materia fiscal

  • La asociación andaluza, que cuenta con 88 socios que facturan más de 6.500 millones, celebra su asamblea general en Baeza

La Asociación Andaluza de la Empresa Familiar (AAEF) se congratuló ayer, en el marco de su séptima asamblea general, celebrada en Baeza (Jaén), de que la Junta de Andalucía "sea receptiva" con sus demandas en materia fiscal y "se haya adelantado" a sus peticiones con el anuncio de que estudiará suprimir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para este colectivo -en concreto, para herencias entre familiares directos cuando la adquisición individual sea inferior a 175.000 euros-.

El director general de la AAEF, Mario Carranza, indicó que "las cosas van por buen camino con la Junta", aunque insistirán en entrevistarse con el consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, para profundizar en las cuestiones fiscales.

La asamblea, que fue conducida por Baldomero Moreno, presidente de la AAEF, Mario Carranza, director general de la AAEF, y Jesús Casado, director de Relaciones Empresariales del Instituto de Empresa Familiar (IEF), reunió a una nutrida representación de socios de las ocho provincias andaluzas y de las entidades patrocinadoras.

A la sesión legal y fiscal -se aprobaron el informe de gestión y las cuentas de 2007- se sumaron los actos formativos con ponentes de primer nivel. Destacó "la gran aceptación", en palabras de Carranza, del proyecto Atenea, una iniciativa pionera a nivel nacional cuyo objetivo es poner en valor el papel de las esposas de los empresarios familiares. "Ejercen una labor fantástica como madres y como líderes en la sombra, por lo que queremos darles voz de igual modo que ya lo hicimos con los jóvenes de las próximas generaciones familiares en el Forum de la AAEF", dijo.

El acto también contó con las intervenciones de Javier y Jorge Isern, de la empresa Isern Patentes y Marcas, que explicaron su experiencia de relevo generacional; Gustavo Zerbino- superviviente del accidente aéreo en los Andes que dio lugar a la película Viven-, que intentó transmitir cómo se debe gestionar la adversidad; y Luis Vañó, presidente del Grupo Vañó, que ilustró sobre la historia de su familia con los olivares y el aceite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios