La entrada de capital en España llegó a los 41.193 millones hasta febrero

  • Por otro lado, el déficit por cuenta corriente se redujo el 62,7% hasta los 3.457 millones.

La entrada neta de capitales en el país (sin contar con las operaciones del Banco de España) alcanzó un importe de 41.193,4 millones de euros en los dos primeros meses del año, cuando en el mismo periodo de 2012 salían 30.194,2 millones. Se trata del sexto mes consecutivo en el que se registra una entrada neta de capital, de acuerdo con los datos de la balanza de pagos publicados por el Banco de España.

Sólo en el mes de febrero entraron en el país 10.819,6 millones frente a la fuga de 23.266,9 millones del mismo mes de 2012. La mayor parte de la entrada de dinero hasta febrero se corresponde con operaciones interbancarias (entre entidades financieras). En total, las inversiones en el mercado financiero -préstamos, depósitos y otros instrumentos- acumularon entradas netas por valor de 23.406,7 millones, frente a los 23.335,1 millones que salían un año antes.

Esa cantidad es la diferencia entre los 29.664,2 millones que entraron y los 6.257,7 millones que salieron, de los que 1.899 millones son de empresas y familias. En inversiones de cartera -acciones, fondos de inversión, bonos y obligaciones, e instrumentos del mercado monetario- entraron 10.057,9 millones netos, mientras que un año antes salían 14.253,4 millones. En este caso, entraron 9.237,8 millones del exterior, mientras que España ha repatriado fondos por importe neto de 820 millones. Las inversiones directas también se mantienen en positivo, con una entrada neta de 3.975,8 millones, cifra que un año antes era algo mayor (4.841,3 millones).

El déficit exterior por cuenta corriente acumulado hasta febrero de 2013 se situó en 3.948 millones de euros, un 62,7 % menos que en el mismo período del año anterior, según los datos publicados hoy por el Banco de España. Este descenso se produjo sobre todo por la reducción del déficit comercial y del déficit de rentas, así como por la ampliación del superávit de servicios y la reducción del saldo negativo de la balanza de transferencias.

El déficit por cuenta corriente se redujo el 62,7%

El déficit comercial disminuyó un 46% hasta los 3.457 millones en un contexto de crecimiento de las exportaciones y reducción de las importaciones. También se explica la caída del déficit por cuenta corriente por la disminución de un 45,6% del déficit de rentas (2.478 millones) y, en menor medida, por la ampliación del superávit de servicios un 29,2% (5.053 millones). El déficit de las transferencias corrientes -en las que engloban las remesas que envían los inmigrantes a sus países de origen- cayó el 13,7% (3.065 millones). La cuenta de capital, que recoge las transferencias procedentes de la Unión Europea, generó un superávit de 1.041 millones, frente a los 188,2 millones de un año antes.

De la diferencia entre el déficit por cuenta corriente y la cuenta de capital se deduce que la economía española tuvo una necesidad de financiación de 2.906 millones en los dos primeros meses de 2013, muy por debajo de la contabilizada en los mismos meses del año anterior (10.402 millones).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios