La bolsas europeas celebran la confirmación de la victoria de Obama con ventas

  • Salvo Madrid, que cierra con una subida del 0,18%, hasta los 9.744 puntos, los parqués europeos acaban en números rojos

El optimismo de las bolsas europeas ante la elección como presidente de Estados Unidos de Barak Obama se vio frenado por los decepcionantes resultados de algunas grandes empresas europeas y la consigna de recoger beneficios. Salvo Madrid, que cerró con una subida del 0,18 por ciento, hasta los 9.744,70 puntos, los parqués europeos acabaron en números rojos. El FTSE de Londes cedió un 2,34 por ciento, el CAC-40 de París un 1,98 por ciento, el S&P de Milán un 1,44 por ciento, y el DAX-30 de Fráncfort un 2,11 por ciento, hasta los 5.166,87 puntos.

La tendencia a la baja comenzó en la apertura pese a las subidas anotadas por los mercados asiáticos y la confirmación de la victoria del candidato demócrata. "La bolsa celebró la fiesta anticipadamente. Ahora se abre un periodo en el que Obama deberá aplicar su programa y para ello harán falta medidas que pueden provocar irritación", declaró tras la sesión el analista del Baader Bank, Robert Halver.

En previsión de nuevas turbulencias, los inversores optaron por la recogida de beneficios, mientras en el mercado de divisas el euro ganaba posiciones frente hasta colocarse en los 1,31 dólares por la tarde, y el precio del petróleo cedía hasta los 62 dólares debido al mantenimiento de las reservas estadounidenses.

La publicación de algunos datos coyunturales en EEUU y los resultados poco halagüeños de algunas grandes empresas europeas, entre ellas AcerlorMittal, BNP Paribas y ELMOS, acentuaron la tendencia a las ventas. Una excepción fue la eléctrica española Endesa, que ganó entre enero y septiembre 6.801 millones de euros, el 243,8 por ciento más que en el mismo periodo de 2007, debido principalmente a las plusvalías por la venta de activos a E.ON.

La empresa de análisis Automatic Data Processing (ADP) informó hoy de que el sector privado de Estados Unidos empleó en octubre a 157.000 personas menos que en el mes anterior. Estos datos, que se publican dos días antes de que Washington difunda las cifras oficiales, son peores de lo esperado por los analistas de Wall Street, que calculaban una pérdida de 150.000 empleos en el sector privado en octubre.

Además, la actividad en el sector servicio cayó de los 50,2 a los 44,4 puntos, situándose con ello en un mínimo histórico. "La economía estadounidense se encuentra en mal estado y por el momento no se vislumbra una mejoría", resumió un operador del Postbank al término de la sesión. La bolsa neoyorquina abrió con un descenso del 1,53% en el índice Dow Jones de Industriales, con los inversores preocupados por los desafíos económicos a los que se enfrentará el presidente electo.

Al margen de la elección del político demócrata, en Londres, el mercado estuvo pendiente de la producción manufacturera del Reino Unido, que bajó el pasado mes septiembre un 0,8 por ciento, lo que supone su séptima caída consecutiva y el peor declive desde 1980. Esa cifras reafirmaron las expectativas de que el Banco de Inglaterra anuncie este jueves un recorte de los tipos de interés que, según algunos analistas, podría ser de hasta un uno por ciento.

Los grandes perdedores de la sesión fueron los grupos mineros, arrastrados por la floja demanda mundial de metales. Eurasian Natural Resources bajó un 12 por ciento, hasta 359, en tanto que Kazakhmys cayó un 10,8 por ciento, hasta 354,25 peniques.

En Fráncfort, entre los valores que registraron las mayores pérdidas destacan Deutsche Börse (-6,13%), Linde (-6,31%), Thyssenkrupp (-8,24%), BASF (-4,21%) y Siemens (-3,56%). En el caso de Siemens, la caída se produjo después de que el consorcio tecnológico alemán anunciara que espera que la sanción que le será impuesta por el pago de sobornos para la obtención de contratos ronde los mil millones de euros.

Siemens ya ha reducido esos mil millones de euros en los resultados empresariales de los nueve primeros meses del año. Las únicas apreciaciones del DAX las anotaron BMW y Volkswagen, aunque en ambos casos no llegaron al 1 por ciento.

En Madrid, la única plaza capaz de vencer a la bajada de Wall Street en la apertura, el único gran valor del Ibex-35 que bajó fue Respsol (-0.19%). En el reverso de la moneda se situaron el BBVA (+1,81%), Iberdrola (+0,97%), Telefónica (+ 0,58%), y Banco Santander (+0,35%).

Las miradas de los inversores están puestas en la reunión que mañana celebrará el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), durante la cual, según prevén los mercados, se acordará una nueva baja de los tipos de interés en la eurozona, que actualmente está en el 3,75 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios