Las familias aceleran la devolución de su deuda e invierten más en renta variable

  • La riqueza financiera crece un 6% en 2012 gracias al tirón de la segunda mitad del año

La riqueza financiera neta de las familias aumentó 49.517 millones en 2012 y sumó un total de 878.083 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,97% respecto a los 828.566 millones registrados al cierre de 2011, según el Banco de España.

Esta subida fue posible gracias al alza de los dos últimos trimestres del año, tras haberse contraído los dos primeros. De hecho, sólo entre octubre y noviembre, esta variable se incrementó en 57.686 millones, un 7%. Sin embargo, si se compara la cifra registrada al cierre de 2012 con la que había en 2007 -año en el que comenzó la crisis- se observa que la riqueza de las familias ha caído un más de 100.000 millones, un 10,8%.

En cuanto a los activos financieros -efectivo y depósitos, acciones, otros valores y reservas de seguro-, los ahorros de los hogares sumaron 1,78 billones de euros en 2012, cifra un 0,19% superior a la de 2011. En concreto, el dinero en efectivo y los depósitos en manos de las familias subió un 0,48% respecto a 2011, hasta 858.779 millones, mientras que el saldo de acciones y otras participaciones aumentó un 6%, hasta los 537.039 millones de euros. Las reservas de seguros se elevaron un 1%, hasta 266.643 millones, mientras que el ahorro depositado en valores distintos a acciones bajó un 17,8%, hasta 58.147 millones.

En esta última partida se observa la preferencia de las familias por la rentabilidad a corto plazo, con un incremento de los activos hasta los 16.297 millones de euros, un 24% más, mientras que la rentabilidad a largo plazo cayo un 27,4%. Sin embargo, en la última parte de 2012 las dos variables experimentaron descensos.

Por el lado de las deudas, los pasivos descendieron un 3,56% en 2012 respecto al año anterior, situándose al cierre del año en 903.236 millones de euros. La desconfianza en la economía española ha llevado a los hogares a reducir sus préstamos a largo plazo un 4,3%, hasta 805.782 millones, mientras que los créditos a corto plazo se mantuvieron prácticamente estables (-0,44%).

Por otro lado, el déficit comercial español disminuyó el 36,8% hasta febrero y suma 4.682,8 millones de euros, lo que supone que el desequilibrio exterior se ha acelerado respecto al año 2012. Las exportaciones aumentaron el 5% y alcanzaron un valor de 36.296 millones de euros, mientras que las importaciones disminuyeron el 2,4% y llegaron a 40.978,8 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios