El gasto récord de los turistas dinamita la 'turismofobia'

  • Los visitantes extranjeros se dejaron 37.217 millones de euros durante el primer semestre

  • El sector reacciona frente a los ataques de grupos radicales contra la "masificación"

Comentarios 2

El sector turístico contraatacó ayer la ola de turismofobia levantada en Cataluña y Baleares -y con ramificaciones en el País Vasco y Valencia- con su mejor arma: los números. Al boicot, que incluye actos vandálicos protagonizados por organizaciones vinculadas a movimientos independentistas, colectivos antisistema y grupúsculos de la izquierda radical, la industria presentó unas cuentas récord, las del gasto realizado por los turistas internacionales que visitaron España durante el primer semestre de este año: 37.217 millones de euros.

La cifra refleja un incremento del 14,8% con respecto al mismo período del año anterior. Sólo en junio, considerado como el primer mes de las vacaciones estivales, estos visitantes se dejaron durante su estancia 8.982 millones, el 14,9% más en tasa interanual, con lo que este indicador encadenó 61 meses consecutivos al alza. Son las cifras de un termómetro que confirma la buena salud de uno de los principales motores de la recuperación de la economía española.

Británicos, alemanes, nórdicos y franceses se sitúan al frente de los que más gastan

El dato se suma al nuevo máximo en la llegada de turistas foráneos durante los seis primeros meses del año, que superó los 36 millones, y ofrece el contraste a la proliferación de los ataques y otras manifestaciones de protesta contra el turismo en algunas comunidades autónomas, principalmente Cataluña. Uno de los grupos que más se ha significado en sus manifestaciones de animadversión contra la "masificación y sobreexplotación turística" es el colectivo Arran, vinculado al movimiento secesionista y que reivindica los Països Catalans. Tuvo su origen en Barcelona, pero sus acciones ya no se limitan a la capital catalana, epicentro de su boicot. Hasta siete hoteles de la ciudad sufrieron actos vandálicos. Tampoco se libraron de ataques un autobús turístico y los servicios de bicicletas para turistas.

Palma de Mallorca también ha sido otro de los enclaves turísticos elegidos por Arran para llevar a cabo sus acciones. El 22 de julio irrumpieron en el puerto, frente a la catedral, y prendieron bengalas, lanzaron confeti a algunos comensales de un restaurante y se subieron a varios yates para protestar contra la "masificación turística". Varios miembros del grupo desplegaron pancartas y carteles en los que se leía "El turismo mata Mallorca".

Precisamente, los activistas consideran que los números les dan la razón cuando denuncian la "sobreexplotación". Pero el sector se felicitó ayer al conocer que el gasto medio diario de los visitantes extranjeros se situó en 143 euros, el 4,9% más que en el mismo mes de 2016, mientras que el gasto medio por turista fue de 1.065 euros, el 2,9 % más, según la encuesta de gasto turístico (Egatur) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Eso sí: los visitantes acortan su estancia, pues la duración media de los viajes de los turistas internacionales fue de 7,5 días, lo que supone un descenso del 1,9%.

Los viajeros extranjeros que más dinero desembolsaron en junio fueron, una vez más, los británicos, con el 21,4 % del gasto total (1.923 millones) y un incremento interanual del 8,9 %; seguidos por los alemanes, con un repunte del 18,8 % (1.403 millones); y franceses, con una subida del 1,2 % (536 millones). Los viajeros procedentes de los países nórdicos -Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia- gastaron 543 millones, el 29,7 % más, mientras el presupuesto de los italianos aumentó el 10,7 %, hasta 299 millones. En el acumulado del primer semestre, el gasto de los británicos creció el 13,7 % (7.548 millones); el de los alemanes, el 12,8% (5.361 millones); el de franceses, el 7,9% (2.790 millones); el de italianos, el 9,9% (1.265 millones); y el de nórdicos, el 8,7% (3.232 millones). Las autonomías que acapararon más gasto de turistas internacionales, entre enero y junio, fueron Cataluña, con 8.187 millones y una subida del 14,8%; y Canarias, con 7.907 millones y un incremento del 13%.

En junio, el gasto en paquetes turísticos fue la principal partida, con el 23,1% del total del presupuesto y un aumento del 14,1% respecto a un año antes. Las siguientes partidas fueron el transporte internacional y el gasto en actividades.

El 64,9% del gasto total en junio correspondió a turistas que pernoctaron en alojamientos hoteleros, con un aumento anual del 13,4%. El gasto en otros alojamientos dentro del mercado creció el 11,8%. En cuanto al motivo del viaje, los turistas que visitaron España en junio por ocio generaron el 84,5% del gasto total, con un desembolso superior en un 15% al efectuado en igual mes del año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios