La 'guerra' por los clientes frena el alza de comisiones en las tarjetas

  • Las tasas crecieron hasta noviembre un 5%, frente al 18% de doce meses antes

La cuota anual que los bancos y las cajas recaudan por las tarjetas de crédito está totalmente congelada desde hace ocho meses, debido a la pugna que mantienen todas las entidades financieras por captar más clientes y retener a los que ya contabilizan, así como para aprovechar la alta rentabilidad que proporcionan los créditos asociados a ciertos tipos de tarjetas. Así se desprende de los datos del Banco de España hasta noviembre, según los cuales en nuestro país existen 1,6 tarjetas por cada habitante, es decir, unos 70 millones de unidades.

En términos interanuales (noviembre de 2006 sobre noviembre de 2007), el importe de la comisión de las tarjetas de crédito aumentó un 5,02 por ciento, mientras que el máximo cobrado por las entidades a sus clientes se mantiene inalterado desde hace 18 meses, concretamente desde mayo del pasado año, en los 40 euros por tarjeta. Esta situación contrasta especialmente con dos datos: el de la inflación, que aumentó el 4,1 por ciento en los once primeros meses del año, y, comparativamente, con el del aumento de las cuotas experimentado hasta noviembre de 2006, que fue del 18 por ciento, frente al 5 por ciento citado durante el mismo mes de 2007 (casi cuatro veces menos).

Por su parte, la cuota mensual de las tarjetas de débito ha dibujado una tendencia similar, aunque con más subidas que en las de crédito. La comisión media en noviembre quedó establecida en los 13,71 euros, cifra idéntica a la de septiembre y octubre, y sólo algo más que los 13,57 euros cobrados de media entre febrero y agosto.

En todo caso, el incremento interanual desde noviembre del pasado ejercicio es todavía inferior al registrado por las tarjetas de crédito, y se sitúa en el 3,78 por ciento.

El máximo cobrado lleva siendo el mismo desde enero de 2006, de 20 euros por cada una, mientras que el mínimo lleva estático al menos desde enero de 2005, cuando finalizan los datos históricos proporcionados por el Banco de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios