Las inmobiliarias animan a comprar en medio del ajuste del sector

  • Creen que la menor demanda permite a quien busca piso lograr mejores precios

Las agencias de intermediación inmobiliaria cifran entre 4 y 6 meses el tiempo que tarda en venderse una casa actualmente lo que, lejos de suponer un problema, representa una oportunidad para los compradores, que pueden presentar ofertas y adquirir el inmueble con mejores condiciones. Así lo explican diferentes expertos de diversas compañías de compraventa de viviendas.

En este escenario, las agencias aconsejan a los vendedores rebajar sus pretensiones y animan a los futuros compradores a reaccionar, en vez de esperar, y presentar ofertas competitivas.

Tecnocasa, por ejemplo, cuantifica en 112 días (cerca de cuatro meses) el tiempo medio transcurrido desde la salida al mercado y la venta de una vivienda durante el primer semestre de 2007, lo que supone un aumento del 19 por ciento respecto a los 94 días del mismo periodo del año anterior.

Por su parte, Idealista.com sitúa en seis meses el tiempo de permanencia de las viviendas a la venta, especialmente en Cataluña y Madrid, según explica el socio fundador del portal inmobiliario, Francisco Encinar. Esta portal web sitúa en seis meses el tiempo de permanencia de las viviendas a la venta, especialmente en Cataluña y Madrid.

"Estamos en un momento magnífico para ofertar, más que para esperar", porque "merece la pena presentar propuestas a los vendedores ya que su actitud ha cambiado y ahora se muestran abiertos a negociar", informa Efe.

La agencia Don Piso cifra en cuatro meses el plazo medio que se tarda en vender un inmueble, si bien precisa que sólo cuantifica aquellos que finalmente terminan vendiéndose, excluyendo los que se quedan indefinidamente en cartera.

El subdirector de esta compañía integrada en la inmobiliaria Habitat, Emiliano Bermúdez, cree que lejos de la subida del precio de los pisos del 5,3 por ciento anunciado por el Gobierno, se están produciendo ajustes e, incluso, bajadas en los precios de salida al mercado.

El presidente de la Red de Expertos Inmobiliarios, Eduardo Molet, coincide con Bermúdez y asegura que el precio fijado en el contrato de compraventa ha disminuido hasta un 8,5 por ciento, caída que considera "insuficiente". Molet añade que no se cumplirán las previsiones de las agencias inmobiliarias de cerrar el ejercicio con un aumento de las ventas de un 30 por ciento ya que desde abril a octubre se ha dado el mayor parón en comercialización de casas en la historia del sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios