El gasto en innovación de las firmas andaluzas recupera la cota de los 1.000 millones

  • Pese al impacto de la crisis, la inversión privada regional sube un 4,3% en 2010 y se desmarca de la caída nacional del 8,3%

Andalucía va contracorriente. Si hace apenas un par de semanas se dio a conocer que la inversión regional -pública y privada- en I+D creció más deprisa que la nacional en 2010 -un 9,4% frente a un 0,1%-, ayer trascendió que el gasto de las empresas andaluzas -exclusivamente de las compañías- en innovación tecnológica también se desmarcó de la negativa tendencia nacional. Según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), y pese al impacto de la crisis, el sector privado andaluz redobló su esfuerzo innovador al desembolsar un 4,34% más que el año anterior, mientras que, a nivel español, el ejercicio 2010 se saldó con un recorte del 8,3%.

En cifras absolutas esto tiene una traducción significativa: Andalucía logró recuperar la senda del crecimiento tras dos años de descensos -2008 y 2009- y superar de nuevo la barrera de los 1.000 millones de euros de inversión -en concreto, el gasto ascendió a 1.042,6 millones-. En 2009 se había perdido esta cota por primera vez desde 2005 al registrarse un recorte del 5,6% en la innovación tecnológica -actividades relacionadas con la I+D interna o externa, con la adquisición de maquinaria, equipos y software, con la formación en innovación...-. En 2008, el batacazo fue aún mayor, del 23,9%.

A nivel nacional, el mencionado recorte del 8,31% dejó el desembolso privado en innovación tecnológica en 16.171,2 millones de euros en 2010. Aunque mala, la cifra mejoró con respecto al varapalo sufrido el año anterior, cuando el gasto cayó un 11,5%.

En este pobre escenario, Andalucía no salió tan mal parada. En cuanto al volumen absoluto de gasto, se consolidó en la cuarta posición por detrás de Madrid -que le llevó una gran ventaja, con 5.983,3 millones de euros-, Cataluña -3.642,2 millones- y el País Vasco -1.455,5 millones-, marcando una considerable distancia con la quinta en discordia, la Comunidad Valenciana -con 801,3 millones-, que ejercicios atrás, le disputó el puesto.

Según los datos de la Encuesta sobre Innovación en las Empresas del INE correspondiente a 2010, Andalucía siguió caminando hacia la convergencia al experimentar la quinta mayor subida de todas las regiones españolas, un alza del 4,34%. Sólo siete comunidades incrementaron su gasto en actividades innovadoras para mejorar sus productos, servicios o procesos. Es curioso observar cómo las tradicionales líderes del ránking nacional en este capítulo, sin embargo, también levantaron el pie del acelerador el año pasado. Así, la crisis hizo estragos en Madrid, que redujo su inversión un 12,63%, y en el País Vasco, con una caída del 18,24%. Sin embargo, Cataluña se salvó de la quema al situarse en la línea andaluza y remontar un 4,22%.

Del otro lado de la balanza, las regiones que ejercieron de motor fueron, sorprendentemente, las que tradicionalmente han estado en las posiciones más rezagadas: Extremadura, con un avance del 72,83%, Canarias -19,91%-, Murcia -18,81%-, o Castilla-La Mancha -18,52%-. Sus ascensos no lograron, sin embargo, paliar los batacazos de otras zonas y, por tanto, el saldo medio fue negativo.

16.171,2

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios